20 cosas que ver y hacer en un fin de semana en Dublín

20-05-2017

 
20 cosas que ver y hacer en un fin de semana en Dublín
 

Ya estamos de vuelta de nuestro fin de semana en Dublín! Hacía bastante tiempo que no hacíamos una escapada express de este tipo, pero esta vez aprovechamos la excusa de visitar a un familiar para escaparnos un fin de semana a la capital irlandesa.

No suele ser habitual ver el sol en la isla, pero la suerte se alió con nosotros y nos premió con un sol espléndido dos de los tres días que estuvimos en Dublín, además de una temperatura agradable que evitó que tuviésemos la excusa perfecta para resguardanos en cualquiera de lo centenares de pubs que hay en la capital. Tuvimos que dejar para las horas nocturnas esa empresa, igual de importante que cualquier otra en la capital irlandesa.

Tras estos días, os propongo una lista con las 20 cosas que no debéis dejar de hacer si visitáis Dublín:

1. O'Connell Street.

Pasea por la una de las calles más comerciales de la ciudad, plagada de cafés y pubs con sus terrazas a rebosar en cuanto salen los primeros rayos de sol. No faltará el ambiente y las ganas de sentarte a disfrutar de una deliciosa pinta.

2. Temple Bar

No podía faltar el icono más famoso de la capital irlandesa. En Temple Bar podrás disfrutar de un agradable paseo entre locales con música en directo, aunque suele estar abarrotado de gente y lógicamente, aquí encontrarás los precios mas altos de toda la ciudad. Si más no, y aunque evitaría sentarme en los pubs más típicos de Temple Bar, es obligatorio vivir y empaparte del ambiente de esta zona. 

3. Universidad Trinity College y su Biblioteca

La universidad más antigua de Irlanda está formada por un conjunto de edificios monumentales y de gran valor arquitectónico. Cómo colofón a la visita, hay que pasar bajo su arco (solo para los que ya han acabado su carrera universitaria, sino dicen que da mala suerte!!) y si te apetece, entrar a su biblioteca para ver el famoso Libro de Kells, datado del siglo IX, en la Edad Media y considerado uno de los vestigios más importantes del arte religioso de la época.

4. Guiness Storehouse y el Gravity Bar

Personalmente pienso que se ha sobre explotado esta experiencia. La fábrica es una maravilla y te mantendrá entretenido casi toda una tarde, con un montón de posibilidades históricas, interactivas y de otros tipos. La culminación llega en su planta más elevada, cuando llegas al Gravity Bar y mientras te tomas una pinta disfrutas de unas vistas de Dublin que difícilmente tendrás en otro lugar de la ciudad. ¿El pero? Pues que nosotros encontramos una cola que daba la vuelta a la calle, calculamos que más de dos horas para entrar sin ticketscomprados previamente. Encontramos una solución comprándolos online con el móvil local del que disponíamos, pero aún así nos tocó esperar un buen rato y la fábrica estaba realmente llena en su interior. Francamente, esperaba más de la visita.


Encontrarás este artículo de viajes y otros en:

Europa, Irlanda, Dublín, Ciudad, Naturaleza, Fin de semana, Autobús

Comentarios