A #FranciaEnTren | Aix-en-Provence Día 2

26-10-2016

 
A #FranciaEnTren | Aix-en-Provence Día 2

En nuestro segundo día de viaje a la preciosa ciudad francesa de Aix-en-Provence le tenemos guardado un hueco - un gran hueco - a uno de los personajes modernos más ilustres de la ciudad: Cézanne. Pero no solo Cézanne nos espera en este soleado domingo de agosto, hay todavía algunos lugares de la ciudad que tenemos pendientes y que queremos descubrir antes de regresar a nuestros hogares. 

Como el día anterior, comenzamos la mañana con un buen desayuno que nos permitirá tener fuerzas hasta bien entrada la tarde. Aunque parezca exagerado - y puede que lo sea - uno de los trucos para ahorrar en los viajes lowcost es comer bien en el desayuno para tener hambre lo más tarde posible. Sí, parece triste - y puede que lo sea - pero es un modo de salvar algunos euros que pueden ir a parar a otros fines viajeros.

Después de llenar nuestras panzas con deliciosos manjares salimos del hotel con un destino claro: el Atelier de Paul Cézanne. Pero antes de ello vamos a dejar la habitación y pedir que nos guarden las maletas en recepción hasta que podamos entrar en el otro alojamiento. Mientras ese momento llega, visitaremos un lugar que tenemos pendiente la iglesia de San Juan de Malta.

Al llegar encontramos la puerta abierta, así que entramos, pero resulta que están celebrando una misa - claro, es domingo. Así que damos un breve vistazo desde atrás, y lo que vemos es fantástico, La luz de finales de agosto se filtra dulcemente a través de las vidrieras y se reperate de modo uniforme por todo el edificio, de un color arena precioso. La elegancia en la arquitectura de esta iglesia no se encuentra solo en el exterior, sino también en el interior, y es que esta iglesia es la primera iglesia gótica de Provenza, construida entre los años 1272 y 1275 y habiendo sido clasificada como Monumento Histórico en el año 1840.

Después de la visita daremos un último paseo por el barrio para después recoger las maletas e ir hasta nuestro nuevo alojamiento, en la otra parte del casco histórico de la ciudad. Decidimos hacer el trayecto a pie, aunque tenemos en nuestras manos la tarjeta Pass y el transporte público, con ella, es gratuito. Y decidimos hacer esto porque nos gusta mucho pasear los lugares que visitamos, y si tenemos tiempo ¿por qué no? Durante el camino pasaremos otra vez por una de las fuentes más bonitas de Aix: la de los cuatro delfines


Encontrarás este artículo de viajes y otros en:

Europa, Francia, Provenza, Aix en Provenza, Ciudad, Tren, Low cost, En pareja

Comentarios