Al Lago Tahoe por la carretera más solitaria de América

06-08-2016

 
Al Lago Tahoe por la carretera más solitaria de América
 

Tocaba decir adiós al bonito estado de Utah tras 4 días haciendo rutas por dos de sus parques nacionales más impresionantes, sin duda es un estado que nos ha dejado huella. Este paisaje tan especial no se escapará de nuestra mente tan fácilmente. 

Por delante nos quedaba un día de mucho conducir, mucho mucho. Ni más ni menos que de Moab (en todo el este de Utah) hasta Reno (en todo el oeste de Nevada), ciudad en Nevada que está pegada a California, cruzar "de pe a pa" los dos estados haciendo un total de 1200 kilómetros que haríamos de una estacada, unas 12 horas sin parar metidos en el coche. Calculamos salir a las 5 de la mañana para llegar a una hora decente a Reno, donde nuestro más que ansiado hotel nos esperaba con las camas bien puestas tras muchas noches de camping por Moab. Con total oscuridad pusimos rumbo hacia el oeste, muchas horas nos esperaban con el culo pegado a sillón, 12 horas sin parar pero nos daríamos al menos 14 para hacer paraditas o imprevistos (que los tendríamos).

Una de las cosas que nos motivaban más a la hora de conducir por aquí era pasar por la llamada "The loneliest road in America" -La carretera más solitaria de América-  Una carretera muy escasa de gasolineras y de vida humana con pequeñas ciudades con mucha distancia entre ellas, una manera de conocer un poco de la siempre olvidada Nevada (quitando a Las Vegas, of course) 

Nuestro viaje no pudo empezar peor. Tras un par de horas llegamos a Manti-La Sal National Forest, un lugar en mitad del estado de Utah. Una señora tormenta de viento y nieve se nos cruzó en nuestro camino. Lo que antes era lluvia se convertía en nieve en cuanto íbamos ganando altitud llegando a tal punto que casi ni se podía ver. 


Encontrarás este artículo de viajes y otros en:

América, Estados Unidos, Utah, Nevada, Naturaleza, Montaña, Coche, Aventura, Mochilero

Comentarios