Antigua

29-09-2015

Ruta caracol
 (4/5)
 
Antigua
 

Llegamos a Antigua después de pasar una noche en Ciudad de Guatemala, se nos hizo tarde y no era momento de andar buscando autobuses entre las calles.

Montamos en el Chiken Bus más loco que hemos vivido nunca. Nos subieron casi arrastras, a gritos y corriendo y a partir de ahí la fauna empezó a pasearse por el autobús:

Dos jóvenes vestidos con ropa gigante, gorra y zapatillas deportivas que vendían caramelos. Necesitaban ver que la gente les compraba y no los ignoraba para elegir vender caramelos en vez de volver a las andadas y sacar las pistolas.

Un hombre que aún no sabemos como narices nos vendió 3 barritas de cereales en un abrir y cerrar de ojos poniéndonoslas en el regazo.

Un hombre que vendía imágenes recortadas de revistas con un sello que decía “Soy sordomudo. 1 quetzal”.

Un cura andaluz que subío a rezar para que no atracasen ni matasen a nadie en el autobús durante el trayecto. Luego fue rezando por cada uno de nosotros y bendiciéndonos. ¡La gente le daba billetes para que los salvase!

Contra todo pronóstico, conseguimos llegar. Es una ciudad que aún mantiene todo su encanto. Situada bajo el volcán de Pacaya, te ves rodeado de niebla y montañas. La estación de autobuses es para no perdérsela; justo al lado del mercado de artesanías. Autobuses de todos los colores y dibujos junto con puestos llenos de brillantes telas.


Encontrarás este artículo de viajes y otros en:

América, Guatemala, Antigua, Ciudad, Mochilero, Low cost, Aventura

Comentarios