Atenas, dos días de historia

24-01-2016

Oh my world
 (4/5)
 
Atenas, dos días de historia
 

En 2015 pasamos nuestras vacaciones estivales en un auténtico paraíso del Mediterráneo: Grecia. La primera parada de “nuestras grandes vacaciones griegas” fue Atenas, la cuna de la democracia y una ciudad llena de arte y de historia, donde cada piedra que se levanta revela un secreto sepultado durante siglos bajo su pavimento.

Atenas

¿CÓMO LLEGAR A LA CIUDAD?

Nuestro vuelo (i/v con Vueling) desde Barcelona salía a las 23.30h, por lo que llegamos a Atenas a las 3.20h de la madrugada. No nos gusta mucho coger taxis y más a esas horas, porque sabemos que los precios se incrementan muchísimo, por lo que buscamos la forma de ir al centro de madrugada. El autobus X95 funciona las 24 horas del día, con última parada en Plaza Sintagma así que decidimos coger el hotel cerca de la plaza.

¿DÓNDE DORMIR?

Nos hospedamos en el Hotel Arethusa, un básico (55€/noche) con habitaciones grandes y limpias. Nada glamouroso, pero con un desayuno muy digno, que no suele ser lo normal (en ninguno de los otros hoteles de Grecia a los que fuimos el desayuno estaba incluido, así que es un punto a favor de este alojamiento). Por ese precio y tan bien situado en el centro cumplió su función perfectamente.


Encontrarás este artículo de viajes y otros en:

Europa, Grecia, Atenas, Ciudad, Verano, Avión

Comentarios