Bruselas, el refugio de Victor Hugo

07-09-2015

 
Bruselas, el refugio de Victor Hugo
 

Bruselas es conocida históricamente como refugio de intelectuales y, probablemente, Victor Hugo, una de las figuras francesas más destacadas del siglo XIX, sea el más popular de todos ellos. Victor Hugo se exilió a la capital belga tras el golpe de estado de Napoleón III. Aunque en un principio el escritor apoyó su candidatura como presidente de la República, más tarde, cuando este se hizo con el poder absoluto lo declaró un traidor por luchar por la igualdad social, la democracia y la abolición de la pena de muerte. Una lucha que le obligó a exiliarse.

Cuando Victor Hugo llegó a Bruselas como refugiado político encontró refugio en la Grand Place. No era la primera vez que viajaba a Bruselas, ya había admirado la ciudad como turista, como a muchos otros antes y después de él, le impresionó esta plaza de la que dijo que era una de las más bellas del mundo y es que no es para menos.

Esta plaza cautiva a todo aquel que la contemple, antigua y majestuosa dejará asombrado a todos los que se acerquen y recorran sus desgastados adoquines, desde luego merece la pena detenerse y disfrutar de uno de los lugares más concurridos de la ciudad que nos trasladará varios siglos atrás. Una vez llegada la noche la plaza se transforma, es cuando entran en juego las luces y las sombras. Todas las casas tienen detalles de los gremios, bustos y estatuas, que hacen de nuestra visita un deleite para la vista.

El edificio donde se instaló Victor Hugo se le conocía como El Molino, antigua casa del gremio de molineros y de la que dijo: "Tengo una cama grande como la mano, dos sillas de paja y una habitación sin fuego". En su fachada aún se puede ver un pequeño molino de piedra y es una de las siete casas que se encuentran detrás de la monumental fachada de la Casa de los Duques de Brabante. Después de casi un mes en su pequeña habitación Victor Hugo se traslada a un edificio cercano en la misma plaza pero esta vez a una habitación mucho más grande con calefacción y vistas al espectacular Ayuntamiento.

 


Encontrarás este artículo de viajes y otros en:

Europa, Bélgica, Bruselas, Ciudad, Escapadas, Semana santa

Comentarios