Budapest

13-04-2015

 
Budapest
 

Antes de relatar el viaje, decir que los días previos, hubo una serie de acontecimientos, relacionados con los vuelos, que crearon cierta incertidumbre. Primero una huelga de cuatro días de los pilotos de Lufthansa, que se añadía a una más, de un total de doce en el último año, y la amenaza de realizar más paros en Semana Santa. Después, el "accidente" de Germanwins (filial de Lufthansa).

Pero bueno, aparte de algún problemilla con los asientos que teníamos asignados, y de un rayo que nos cayó en el ala izquierda en el trayecto hasta Frankfurt, al pasar por una tormenta, por el resto todo bien.

Y ahora vamos con lo bueno del viaje, que fue todo lo demás. Teníamos contratado un servicio de traslado con Bookinbudapest. Es más caro, pero más rápido, y evitas tener que cambiar dinero para el transporte en el aeropuerto, ya que pagas en euros (comodidad vs economía). Decir que nosotros cambiamos en una casa de cambio y nos dieron 296 ft (florines húngaros) por euro, y en el aeropuerto te daban 236 (por cada 100 e hay una diferencia de 20 e más o menos).

Una vez instalados en el hotel (por cierto, muy recomendable el Eurostars Budapest), y ya por la tarde, primer contacto con la ciudad. 

A lo mejor lo hicimos al revés, pero sea como sea, es impresionante ver los edificios emblemáticos de la ciudad por la noche. Eso es lo primero que vimos (puente de las  cadenas, parlamento, Basílica de San Esteban...).


Encontrarás este artículo de viajes y otros en:

Europa, Hungría, Budapest, Ciudad, Semana santa, Escapadas

Comentarios