Canet d’en Berenguer

16-08-2017

Dviajenviaje
 (4/5)
 
Canet d’en Berenguer
 

En la alargada costa valenciana, a 30 km al norte de su capital se encuentra Canet d’en Berenguer (o simplemente Canet como lo conocen los lugareños), un pequeño y tranquilo pueblo donde solemos desconectar unos días al año, ideal para pasar unas vacaciones de verano en familia.

Sin duda, su gran tesoro es su playa, de 1250 metros de longitud y 80 metros de anchura, una de las mejores de España tal y como su bandera azul acredita. Y en torno a ella destacan: su faro, cuya gran peculiaridad es que se halla 300 metros tierra adentro y no en su puerto deportivo, y una gran oferta de ocio que a continuación detallamos:

1) La playa de Canet

Rodeada de dunas y sin altos edificios que le hagan sombra, la espectacular playa de arena blanca es el mejor lugar donde refrescarse, jugar a las cartas con amigos, leer un libro, dar un paseo o practicar deporte.

Dos cosas que la revalorizan son su biblioplaya y su punto accesible, donde personas con movilidad reducida o discapacidad psíquica tienen duchas, baños y vestuarios adaptados y también sillas y muletas anfibias que los usuarios pueden utilizar para disfrutar de un baño.

2) Actividades acuáticas

Tanto en la playa como en el puerto deportivo los más aventureros pueden aprovechar para practicar deportes acuáticos como el kayak, la vela ligera, el windsurf o el paddle surf.

3) El gateo

En la playa hay redes de voleibol y también pequeñas porterías de fútbol en las que se puede echar un partido pero el deporte por excelencia de Canet es el gateo, “el primer deporte de la historia” como presume Pepe Martínez, su máximo impulsor.


Comentarios