COIMBRA CON BEBÉ

27-05-2016

 
COIMBRA CON BEBÉ
 

Coimbra es una pequeña ciudad que escala una colina a orillas del río Mondego. En lo más alto se encuentra la Universidad, entre callejuelas y escaleras empinadas se baja hasta la Vieja Catedral y la zona comercial de la Baixa a orillas del río.

Comenzamos nuestro recorrido por la zona de la baixa después de desayunar en la pastelería A Brasileira. Visitamos la Iglesia de Santa Cruz, junto a ella todas las noches a partir de las 22 se puede escuchar fado sin pagar entrada, después subimos hacía la plaza de la República para ver el Jardín de Sereia. Seguimos subiendo hasta el puente romano y el precioso Jardín Botánico.

Una visita rápida a la universidad más antigua e importante de Portugal y su biblioteca Joanina, ya que la lluvia y el hambre empujaban a cobijarnos en un buen restaurante. Elegimos el restaurante Altas en la parte alta de la ciudad y con un bonito mirador.

Tras una siesta que nos repuso fuerzas continuamos nuestra visita viendo la antigua Catedral de Sé Velha y bajamos al rio para pasear a su orilla y ver las vistas de la ciudad desde el Puente de Pedro e Inés y cruzar el Mondego para ver el Monasterio de Santa Clara que se mantuvo muchos años sumergido tras una gran inundación y tras su recuperación a finales del siglo XX se puede visitar.

Volvimos a la Baixa cruzando el Puente de Santa Clara acabando nuestra visita a esta ciudad con mucho encanto, con muchas cuestas, suelo empedrado y escaleras que hacen complicado ir con el carrito. Nosotros utilizamos mucho la mochila portabebés pero también el carro, al ser una silla ligera era fácil de llevar y un poco de ejercicio nunca viene mal.


Encontrarás este artículo de viajes y otros en:

Europa, Portugal, Región Centro, Beira Litoral, Coímbra, Ciudad, Con bebés

Comentarios