Comer barato en Berlín

22-06-2016

 
Comer barato en Berlín
 

Uno de los mayores temores al llegar a Berlín era el de no saber cómo íbamos a subsistir 6 días con nuestro presupuesto. Nuestra sorpresa fue que subsistimos - ¡y de qué manera! - a un coste muy bajo porque la comida es, en la capital alemana, realmente barata. En esta entrada os vamos a explicar nuestra experiencia - y dar algunos consejos.

Aquellos quienes nos leéis sabéis que, cuando viajamos, intentamos gastar lo mínimo posible en comidas ya que, si no fuera así, no podríamos permitirnos nuestras escapadas. Es por ello que entre nuestros temores berlineses estaba el de no poder comer - lo suficiente - durante nuestra estancia. Esos temores desaparecerían nada más hacer el transbordo en Alexanderplatz la noche de nuestra llegada. En todos y cada uno de los pasillos del metro había tiendas de comida de todos los lugares del mundo y a precios verdaderamente económicos. En ese momento empezamos a ver la luz. De hecho, nuestros desayunos los comprábamos en la cafetería de la boca de metro de Rosenplatz donde un capuccino para llevar nos costaba 1,20€ y una pasta típica alemana tamaño industrial podía estar por debajo de los 50 cts de €.

Aunque nuestro verdadero contacto con la comida barata alemana empezó antes de nuestra visita al Museo de Pérgamo, cerca de la catedral, donde había un sinfín de puestecillos donde se vendía el típico Currywurst berlinés: una salchicha gordísima con la típica salsa de ketchup al curry - quien inventara esto era un genio - y un buen chusco de pan, pero pan pan, no pan de esos de gominola. Todo esto por menos de 2€.


Encontrarás este artículo de viajes y otros en:

Europa, Alemania, Berlín, Ciudad, Low cost

Comentarios