Cómo enamorarme de Madrid

12-01-2016

 
Cómo enamorarme de Madrid
 

Siempre has oído a la gente hablar maravillas de Madrid, pero no sabes bien por qué, tú nunca has llegado a entenderte con esa ciudad. Sin exagerar, con esta próxima escapada, será ya la sexta vez que vayas a visitarla. No será por no intentarlo, pero todavía no has conseguido enamorarte de la Latina, de Lavapiés, de los museos, de tanta gente y de tanta actividad.

La última vez que fuiste a Madrid buscabas historia, pero no cualquier historia, querías una historia muy concreta, una de resistencia y del No Pasarán. Pero va, y justo cuando llegaste habían dejado de ofrecer ese recorrido. Como alternativa te dejaste llevar por el Madrid de los Austrias, esperando revivir historias de duelos de espadachines y de un imperio en el que no se ponía el Sol. Sin embargo, ese Madrid tampoco te convenció. Te pareció demasiado solemne y frío, no conseguías imaginar a Alatriste entre esas calles, casi era más fácil situarlo en ciudades como Teruel o Cuenca, o incluso en el barrio gótico de Barcelona… ¿Dónde están las callejuelas y recovecos?– te preguntabas sin parar. El que esa vez hiciera un frío de mil demonios y no pararas de buscar refugio en un bar que acabó siendo más caro de lo esperado, tampoco ayudó. Además, tienes que reconocer que tu corazoncito culé tampoco te ayudaba mucho.


Encontrarás este artículo de viajes y otros en:

Europa, España, Madrid, Ciudad, Escapadas

Comentarios