Consejos para perder el miedo a volar

29-05-2016

 
Consejos para perder el miedo a volar
 

¿Cuántas veces desististe de hacer un viaje por miedo a subir al avión? ¿Cuántas más te animaste a viajar, pero sufriste cada minuto del vuelo?

En el mundo existen unas 1.400 aerolíneas que operan en aproximadamente 3.900 aeropuertos. Cada día unos 25 mil aviones despegan y en total son unos 8 millones de pasajeros que viajan de un punto a otro. Aún así, estudios internacionales, determinaron que una de cada tres personas teme los aterrizajes, despegues y turbulencias; y una de cada cinco evita volar por el miedo que le provoca. Del total de pasajeros a bordo, el 20% se automedica en las horas previas al vuelo para intentar tranquilizarse.

A lo largo de mis 10 años de viajera crónica tomé unos 50 vuelos. Los primeros eran perfectos, estaba tan emocionada que no le tenía miedo a nada. Con el tiempo, empecé a sufrirlo. La noche antes de viajar no podía dormir de los nervios, el despegue me llenaba de emociones encontradas (ninguna buena), y sentía que las turbulencias marcaban el fin de mi vida. Siendo consciente de que hay lugares a los que no es posible llegar si no es por vía aérea, me puse a buscar soluciones a mi malestar y de a poco comencé a sentirme más tranquila. Funcionaron de maravilla y aquí van:

Antes de viajar

  • Cuanto antes puedas reservar tu asiento, mejor. Algunas aerolíneas lo asignan por teléfono sin necesidad de haber realizado el check in.
  • En vuelos largos elegí el pasillo. Te permite estirarte y levantarte las veces que quieras sin molestar al otro. El lado de la ventana puede ser lindo para mirar durante el despegue y aterrizaje, pero puede hacernos sentir un poco “presos” y sin espacio.
 

Encontrarás este artículo de viajes y otros en:

Consejos para viajar

Comentarios