Creta, una isla para perderse

10-01-2016

Oh my world
 (4/5)
 
Creta, una isla para perderse
 

Como teníamos la boda de unos amigos allí decidimos que la estancia más larga de nuestras vacaciones griegas fuese en esta isla.

Creta

Concretamente pasamos allí 7 fantásticos días, de los cuales 6 estuvimos en el Oeste de la isla y 1 en la capital, Heraklion, que además nos venía muy bien para coger el ferry a nuestro siguiente destino: Santorini.

De Creta nos gustó TODO: sus paisajes, su gente, su comida (y sus precios), sus playas…es una isla fascinante a la que volveremos, no os quepa la menor duda.

Para llegar a Creta desde el puerto de Pireo en Atenas cogimos el ferry nocturno (Anek Lines) con dirección a Chania. Atentos al llegar al puerto, porque es muy grande y puede parecer un poco lío, pero hay un bus gratuito que te acerca hasta los barcos. Cogedlo porque sino puede ser un buen paseo andando. El ferry es un poco rollo, porque el trayecto es bastante largo (8 horas y media) y si no tienes camarote duermes más bien poco. No sabemos por qué, pero en la zona donde nosotras estábamos (Aircraft area) los asientos eran comodísimos, tipo avión en first class, y podríamos haber descansado ¡pero en toda la noche no apagaron la luz ni bajaron el volumen de la tele! Y parece que eso es lo normal en este tipo de ferries.

Tras la noche movidita llegamos a Chania, sin duda una de las ciudades más bonitas de la isla. Desayunamos en un sitio de lujo (literalmente) especializado en gofres: el Kipos cafe


Encontrarás este artículo de viajes y otros en:

Europa, Grecia, Creta, Mar, Ciudad, Semana santa

Comentarios