Desierto de Wadi Rum en Jordania, 5 razones para visitarlo

03-09-2016

Vero4travel
 (4/5)
 
Desierto de Wadi Rum en Jordania, 5 razones para visitarlo
 

Wadi Rum, también conocido como el Valle de la Luna, es uno de los lugares que más me ha impresionado a lo largo de mi vida viajera. Se trata de una región desértica situada al sur de Jordania muy próxima a la frontera con Arabia Saudi y se compone de afloramientos rocosos que llegan a alcanzar hasta los 1.500 metros de altura, sorprende y mucho cuando lo comparas con otros desiertos como los de Marruecos o Túnez debido a la tonalidad rojiza de su arena.

Afortunadamente tuve la oportunidad de conocer el Wadi Rum desde muchos puntos de vista y ángulos, lo atravesé con un jeep, observé a los camellos en unas inscripciones talladas por los nabateos en la piedra hace más de 2.000 años y realicé mi primer y hasta la fecha único inolvidable vuelo en globo. 

Paseo en Globo.

Comienzo con la que ha sido la experiencia más bonita en el Desierto de Wadi Rum, desde lo alto pude observar la inmensidad del desierto y la grandeza de las formaciones rocosas que lo habitan.

Uno tiene la sensación de ser insignificante en el mundo, todo aquello que nos parece grande o enorme desde la superficie, al alcanzar los 1.000 metros de altura nos parece algo realizado en una maqueta. Si deseas tener una experiencia única, inolvidable y mágica al amanecer, no te puedes perder este paseo en globo por el desierto de Jordania.

Los colores.

Con toda certeza, lo que más me sorprendió de este desierto fueron sus colores vivos, estaba acostumbrado a observar las dunas totalmente amarillas del Sáhara para encontrarme de repente la inmensidad del Wadi Rum con tonalidades rojizas o incluso anaranjadas si me permiten el atrevimiento, entremezclados con montañas rocosas de color grisáceo y un cielo azul celeste sin ninguna nube a la vista.

 


Encontrarás este artículo de viajes y otros en:

Asia, Jordania, Montaña, Desierto, Naturaleza, Aventura, Verano

Comentarios