DÍA 7: Takayama

08-02-2016

 
DÍA 7: Takayama
 

Ese día cogimos las maletas, dejamos el hotel y nos fuimos a la estación de Tokyo para coger el tren que nos llevaría a los Alpes Japoneses. Mucha gente me decía que estaba loca por ir a esta zona con los pocos días que tenía para ver Japón. Sin embargo, es de las cosas que más me han gustado del viaje. Merece la pena ver el Japón rural, es muy diferente a todo lo demás y hará que vuestro viaje esté lleno de contrastes. ¡Una experiencia única que recomiendo!

Este día activamos el JRPASS, por lo que a partir de ese momento, todos los trenes que cogimos a lo largo del viaje estaban incluidos en el precio. Sólo teníamos que enseñar la tarjeta y pasar por un lado, como si fuéramos VIP jeje. El tren salía a las 8:30h de Tokyo y llegaba a las 13:10h a Takayama. Cogimos un shinkansen o tren bala hasta Nagoya y allí hicimos transbordo al tren Hida Wide-View, que nos llevó a través de un maravilloso paisaje lleno de lagos, ríos y montañas. En total unas 4 horas de viaje, que no se hacen muy pesadas dado que los trenes en Japón son comodísimos. 

Vistas desde el tren:

Al llegar nos estaban esperando los de nuestro ryokan con una furgoneta para llevarnos gratis al hotel (tienes que avisar previamente por email de la hora que vas a llegar). Había reservado una noche en el ryokan Yamakyu, valorado con el nº1 por los usuarios de Tripadvisor cuando lo cogí. Está a 15 minutos andando de la estación y muy cerca de las Old Houses. Es un ryokan tradicional, con un personal encantador. A pesar de no ser de los más lujosos, es precioso. Las habitaciones tienen baño privado (sin ducha), suelo de tatami, futones, yukata, mesita para el té, TV, wifi y todo lo imprescindible. 


Encontrarás este artículo de viajes y otros en:

Asia, Japón, Takayama, Ciudad, Naturaleza, Tren

Comentarios