Diario de viaje a Perú. Día 10. Maras y Moray

04-10-2016

 
Diario de viaje a Perú. Día 10. Maras y Moray
 

El día 10 tocaba madrugar. Después de irme el día anterior a la cama bastante cansado me encontraba mejor, y capacitado para mi último día en la preciosa ciudad de Cuzco y para ver Maras y Moray. Así que deje la habitación del hotel, deje la mochila para que me la guardaran en un cuarto habilitado para ello, y para la plaza de Armas para empezar el tour.

El de Maras y Moray es de los tours desde Cuzco menos masificados, y esto se nota en la cantidad de turistas que se va. Un solo autobús y sin llenar del todo. El camino es conocido, porque es el mismo que el de vuelta del tour al Valle Sagrado, de echo comparten la primera parada, Chincheros.

La parada en Chincheros un calco de la del Tour del Valle Sagrado, así que no explicare demasiado. Parada en el taller textil, misma explicación con los mismos chistes (bastante entretenidos y amenos eso si), y a ver si les compras ropa. Esta vez, eso sí, no se sube al recinto arqueológico de Chincheros. Al final de esas paradas que tienes que hacer si o si de no ser que hagas las excursiones por libre (que si vas varios y te sale bien de precio desde luego merece la pena), y se justifican diciéndote que algunos de los que hacen en tour del Valle Sagrado se quedan en Oyaitatambo y no ven el Machu Picchu. Por lo menos me pude entretener en hacer una buena foto de unos cuys.

Después rumbo otra vez al autobús y a la primera parada importante del día, el recinto arqueológico de Moray. Este recinto arqueológico no es tan grande como los de Pisac o Ollantaytambo, pero sin duda es digno de ver. Para mi es de echo el más fotogénico de los 3, y la explicación del sitio es además bastante buena.

Como consejo, al que le guste la fotografía, llevaros un buen angular para Moray, que os va a hacer falta. Yo llevaba un 20mm (llevo una APS-C asi que para el que lleve una full frame es algo mas) y no daba para tomar en una sola foto el conjunto de terrazas en circulo. Tuve que sacar una panorámica, que como podéis ver si la ampliáis, en algún punto deforma la foto.

Pasada la explicación te dejan unos minutos para que explores el sitio con calma. Da para dar la vuelta al círculo de terrazas más grande (ojo, que hay cuestas y con tanta altitud cansan) y echar unas fotos panorámicas de los otros círculos, todo esto con bastante calma. Y después, al autobús, rumbo a las salineras de Maras. 


Encontrarás este artículo de viajes y otros en:

América, Perú, Cuzco, Maras, Moray, Montaña, Naturaleza, Autobús, Mochilero, Solo

Comentarios