DIARIO DE VIAJE A PERU. DIA 5. DE SANTA MARIA A SANTA TERESA

18-05-2016

 
DIARIO DE VIAJE A PERU. DIA 5. DE SANTA MARIA A SANTA TERESA
 

El 5º día de viaje, 2º del Inka Jungle, había que andar entre Santa Maria y Santa Teresa, siendo el único día de trekking puro y duro de todo el Inka Jungle. El día amanecía lluvioso, con una fina muy ligera que no nos abandonaría en toda la mañana, e hizo que tendríamos que ir hasta casi la hora de comer con el poncho puesto.

Durante toda la mañana para amenizar la caminata hicimos diferentes paradas, algunas bastante interesantes. Así por ejemplo paramos a ver el antiguo pueblo de Santa Maria, que fue arrasado por una crecida del Urubamba, una plantación de coca, paramos a ver un par de casas tradicionales, donde nos enseñaron algunas de las costumbres de los habitantes de la selva alta peruana (allí distinguen entre la selva pura, como se puede visitar en sitios como Puerto Maldonado e Iquitos, y la selva alta a más de 1000 metros como la de todo ese día).

Después de eso toco un tramo bastante largo del camino Inka tradicional. Aunque no es excesivamente duro no es apto para gente con mucho vértigo, ya que se va por un estrecho camino de escaleras de piedra en no muy buen estado con una pared a un lado y un precipicio al otro. Finalmente llegamos a un punto para descasar donde las vistas son espectaculares, con mucho, al menos para mí, lo mejor del mundo.

A partir de ahí una pequeña bajada hasta volver al margen del rio Urubamba, y a comer en un pequeño pueblo. Fue de las pocas veces en todo el Inka Jungle que no comimos el menú típico de la zona de Cuzco (sopa y pollo generalmente), sino que comimos  nachos con guacamole y pasta. Decir que aunque durante toda la mañana se realiza alguna parada donde se puede comprar agua y comida,  se come bastante tarde, así que recomendable ir comiendo en dichas paradas, y si podemos llevar algo de agua y comida desde Santa Maria mejor, ya que en dichas paradas el agua y la comida es algo más cara de lo normal (no mucho).

Después de comer aún quedan 2-3 horas de caminata, bastante llana y con poco atractivo comparado con la mañana. Se camina todo el rato junto al Urubamba, el cual se cruza en 2 ocasiones. La primera en un puente colgante que se mueve bastante, y la segunda colgados en una barquilla de un cable y de 2 en 2 y en el cual hay que pagar una propina a los habitantes del pueblo de al lado, que son los que construyeron la barquilla.


Encontrarás este artículo de viajes y otros en:

América, Perú, Cuzco, Santa Teresa, Naturaleza, Aventura, Montaña, Selva, Mochilero

Comentarios