Diario Senegal – Parte 2: el auténtico Dakar

08-06-2016

 
Diario Senegal – Parte 2: el auténtico Dakar
 

Nos habíamos quedado en la lucha sin cuartel que hubo la noche anterior en el Hotel Du Phare, contra los millones de mosquitos que nos rodeaban…  A la mañana siguiente se notaba en nuestros rostros somnolientos, la dura derrota que sufrimos. Aún y así, nos armamos de valor (y de café en vena) y decidimos hacer una pequeña excursión antes de poner rumbo al centro de Dakar. El Phare des Mamelles, estaba justo al lado de nuestro hotel (como su nombre indica), se trata del faro más antiguo de la ciudad, y se halla en lo alto de uno de los dos pequeños montes que hay en ésta zona de la capital. En la otra se encuentra el monumento comentado en el anterior post, La Reinassense Africain.

Hay varias maneras de llegar al faro: la fácil, por el camino por donde también circulan los coches para llegar hasta lo más alto, y la menos fácil; como las cabras, campo a través atravesando la maleza. Nosotros optamos por la segunda, ya que seguimos a un autóctono como el que no quiere la cosa, y esa fue su ruta escogida.

Una vez en la cima, podíamos encontrar, además del faro, unas vistas espectaculares de la costa por un lado, y del resto de la ciudad por el otro. Fue también aquí donde pudimos degustar nuestro primer té Ataia. Unos simpáticos obreros nos ofrecieron al ver la curiosidad que sentíamos viendo su ritual tetero.

Y es que si vais a Senegal u otros países de centro-oeste africano, podréis degustar a cualquier hora del día estos sabrosísimos tes. La manera que tienen de prepararlo es bastante peculiar, como ya hemos dicho, todo un ritual, pasando el te una y otra vez de vaso a vaso, creando una densa espuma,  después de haber vertido un vaso del mismo tamaño de azucar... rico rico, pero no apto para diabéticos!

Después de pasar un rato degustando te y disfrutando las vistas del faro volvimos hacia el hotel a recoger nuestras mochilas para trasladarnos de nuevo. Esta vez pasaríamos la noche en el Chez Nizar, un hostal en pleno centro de Dakar, más concretamente en la zona de La Plateau, y todavía más concretamente debajo de uno de los restaurantes más conocidos y transitados de la ciudad : el Ali Baba.


Encontrarás este artículo de viajes y otros en:

África, Senegal, Dakar, Ciudad, Mar, Montaña, Hotel, Mochilero

Comentarios