Diarios de Motocicleta : Battambang

18-07-2017

 
Diarios de Motocicleta : Battambang
 

Las heridas de la caída de la moto habían ido 'cicatrizando' poco a poco y ya habíamos tenido suficiente con pasar tres días en Phnom Pehn, así que de nuevo volvimos a coger la moto y el ritmo necesario para continuar nuestra ruta por Camboya.

Previa llegada a Battambang, tuvimos que hacer un parón nocturno obligado en Pursat, otra pequeña ciudad situada entre medio de Phnom Pehn y la ciudad del noroeste del país. La razón, a parte de que la distancia que separaba la capital con Battambang era considerable, fue porque Ryoga (nuestra querida moto) todavía seguía convaleciente de la caída sufrida y tuvimos que llevarla al 'hospital'. Por suerte no fue nada grave y un agradable mecánico camboyano nos lo pudo arreglar sin problemas y a muy buen precio.

Como Ryoga nos dejó tirados poco después de comer, aprovechamos para visitar Pursat, un pueblo del que no habíamos oído hablar y que tenía mucha pinta de ser un lugar de paso para viajeros y trabajadores locales. Aun y así, la verdad es que le encontramos un encanto especial por la tranquilidad que se respiraba y por algunos detalles de su pintoresco templo.

No hay dos sin tres...

Nos despertamos con ganas de seguir el camino y llegar por fin a nuestra 6ª parada marcada de la ruta camboyana aunque la suerte estos días no nos acompañaba y a 2 kilómetros de cruzar el arco de bienvenida de la ciudad, la rueda trasera pinchó... Afortunadamente era la hora de salida de los niños del colegio y la velocidad a la que podíamos ir no era superior a la de los jóvenes camboyanos pedaleando en sus bicis, así que no tuvimos que lamentar ningún otro incidente.

 

La simpatía y curiosidad de los niños que se iban acercando a ver a los dos Farangs, desesperados por su mala suerte, atrajo también la curiosidad de un policía que controlaba el tráfico. Al vernos en apuros y ver también el estado de la rueda de la moto, se acercó a nosotros y nos dijo en el poco inglés que sabía y ayudado de sus manos para indicar que, a escasos metros se encontraba un pequeño taller que reparaban ruedas.  Genial!


Encontrarás este artículo de viajes y otros en:

Asia, Camboya, Battambang, Ciudad, Naturaleza, Moto, Mochilero, Low cost

Comentarios