Dos días en Calcuta, la ciudad más occidental de India

16-03-2017

 
Dos días en Calcuta, la ciudad más occidental de India
 

Antes de empezar a escribir unas líneas sobre la visita relámpago que tuvimos en Calcuta, quiero explicar el título del post de hoy. Si bien es cierto que nunca estuve en Mumbai, la ciudad de negocios de India, Calcuta, hasta el momento, es la ciudad que más occidental me ha parecido. No sólo por su aspecto físico, con construcciones como el Victoria Memorial, sino también por las infraestructuras, su gente y por que no decirlo, también, sus precios también.

Kolkata es una de las ciudades más importantes de India, llegando a ser hace años la más poblada. Hoy en día a bajado bastante en el ranking, dejando por delante a capitales como Delhi, o ciudades de negocio como Mumbai.

Kolkata es conocida como la capital cultural de India. El nombre de Calcuta da lugar a pensar en sufrimiento para la mayoría de occidentales aunque hay que visitarla para darse cuenta que estamos totalmente equivocados.

Como toda la India, en ella podremos experimentar los dos polos opuestos, desde la más estricta pobreza a la alta sociedad que todavía gasta su tiempo en aquello que los ingleses un día llevaron allí tras su colonización.

La partición de la India fue el declive de esta ciudad, tras dejar el puerto de Calcuta afectado por la pérdida de su principal zona interior. A partir del 2001 la ciudad adoptó una nueva postura abierta al comercio, lo que ayudó al resreugimiento económico.

Llegamos a las 10 de la mañana a la famosa estación Howrah. Nada más bajar del tren, la sensación de agobio vuelve a mi cuerpo. Como ya nos habían adelantado, nada más salir de la estación encontramos los taxis prepago, así que lo primero que hacemos es pararnos en una larga cola que al final no fue para tanto. En 15 minutos estabámos solicitando nuestro taxi a el barrio mochilero de Calculta, Sudder Street y sus alrededores. 

Nuestra bienvenida a Calcuta no pudo ser mejor, nos sorprendíó el monzón nada más bajar del taxi que nos dejaba en frente del hotel que salía recomendado en la guía Lonely Planet, lo que viene a ser nuestra biblia durante un viaje. Así que corriendo nos metimos en el primer hotel y nuestro gozo en un pozo, porque las unicas habitaciones que había costaban 2000 INR, precio que teníamos claro que no ibamos a pagar. Esperamso a que parar de llover para salir en búsqueda de más y acabamos en una pensión que nos costó 900 INR la habitación y el estado no era para nada comparable cons u precio. NO recuerdo el nombre pero estaba paralela a sudder street y camino al new market de Calcuta. 

Sólo teníamos 2 días para estar allí y despedirnos de neustro viaje a India, así que nada ma´s dejar las maletas y teniendo en cuenta que la habitación tampoco invitaba mucho al descanso, salimos dirección al templo de Kalighat. El templo de Kali está situado al sur de la ciudad y para llegar lo primero que hicimos fue ir en búsqueda del metro. Tras su encuentro nos dirigimos a la parada que nos habían indicado y desde allí preguntando y preguntando encontramos el famoso templo de Kali, la diosa de la destrucción. Nos habían comentado que por la mañana temprano se llevaban a cabo sacrifio de gallinas y cabras negras para ofrecer su sangre a la diosa. Dice la leyenda que en la antiguedad también se habían realizado sacrificios con humanos. 


Encontrarás este artículo de viajes y otros en:

Asia, India, Bengala Occidental, Calcuta, Ciudad, Tren, Mochilero, Con amigos

Comentarios