El Hayedo de la Pedrosa en Segovia

09-11-2015

 
El Hayedo de la Pedrosa en Segovia
 

Durante la última quincena de octubre las hayas despliegan un espectáculo multicolor que va del amarillo al rojo vivo.

El otoño es momento de visitar los grandes hayedos del norte de España, como son Irati y Urbasa en Navarra, Saja-Besaya en Cantabria o el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido en Huesca. 

Sin embargo, en el Sistema Central, a los pies de la sierra de Ayllón, se encuentran tres de los hayedos más meridionales de España y de Europa. Estas rarezas puede que en su día fuesen un único y gran bosque, pero actualmente son pequeñas joyas en el corazón de la Península.

Con sus más de 1.600 hectáreas, el Hayedo de Tejera Negra en Guadalajara es el más grande de los tres. Para visitar este Parque Natural en otoño os tocará reservar aparcamiento, que sólo tiene espacio para 150 vehículos y que desde hace unos años cuesta 4 € por coche.

Más modesto pero con más fama es el Hayedo de Montejo de la Sierra, quizá por encontrarse en la Comunidad de Madrid o por ser el más meridional de los tres. Este hayedo tiene 250 hectáreas y la protección de la que goza por ser Sitio Natural de Interés Nacional hace que sólo se pueda visitar de forma breve y con guía. Para estas visitas se puede reservar (con bastante antelación) o presentarse directamente a primera hora esperando tener suerte y poder entrar. 

En Segovia, mucho más modesto y sin ningún tipo de protección, se encuentra el Hayedo de la Pedrosa o de Riofrío de Riaza, con sus 87 hectáreas. Un pequeño rincón que se puede visitar tranquilamente, sin cuotas, guías ni prisas… pero eso sí, con el mayor de los respetos y el máximo cuidado para permitir la conservación de este pequeño rincón natural.


Encontrarás este artículo de viajes y otros en:

Europa, España, Castilla-León, Segovia, Naturaleza, Montaña, Escapadas

Comentarios