El mar que casi desaparece dos veces al día y se puede cruzar andando

14-07-2017

 
El mar que casi desaparece dos veces al día y se puede cruzar andando
 

Hay un mar en Europa que dos veces al día, cuando la marea baja, desaparece prácticamente por completo, permitiendo caminar sobre el fondo arenoso donde las aguas retornarán cuando la marea sube.  No es que sea un gran mar, pero tampoco es pequeño.

Se trata del Mar de Frisia (que en la propia lengua frisona se conoce como Waadsee). Está situado a lo largo de la costa oeste de Europa que va del norte de Holanda al sur de Dinamarca, pasando por Alemania. Las islas Frisias, que se disponen paralelas a esta costa, lo separan del mar del Norte.

Las Frisias son una cadena de islas e islotes situadas a corta distancia de la costa, entre los 5 kilómetros de la más próxima y los 30 de la más lejana.

Tienen muy poca altura y están compuestas de terrenos arenosos y arcilla, por lo que los efectos de los temporales y el fuerte oleaje suelen cambiar su morfología, ampliarlas, hacerlas desaparecer, o incluso unir dos o más ellas como ya ha ocurrido en alguna ocasión.

Sorprendentemente están habitadas desde muy antiguo, alcanzando hoy una población de unos 80.000 habitantes, y la mayoría están protegidas como reservas naturales de los tres países europeos entre los que están repartidas (Holanda, Alemania y Dinamarca). Su principal fuente de ingresos es, como no, el turismo.

Pero volviendo al mar de Frisia, situado entre las islas y la costa, tiene un fondo formado igualmente por arenas y arcillas, con una profundidad tan escasa que cuando baja la marea el agua se retira hasta 15 kilómetros, permitiendo ir a pie hasta muchas de las islas e islotes.

 


Encontrarás este artículo de viajes y otros en:

Europa, Alemania, Dinamarca, Holanda, Mar de Frisia, Islas Frisias, Naturaleza, Aventura

Comentarios