El mercado de Budas de Bangkok

05-04-2015

 
El mercado de Budas de Bangkok
 

El Wat Rajanadda fue uno de los primeros templos que visité en Bangkok. Llegue por simple coincidencia. No es de los mas famosos, ni de los mas visitados, lo que es un punto a favor; pues deja ver el espíritu del lugar, vivir el silencio, observar a los monjes mientras hacen sus tributos sin molestarlos y profundizar en la práctica del budismo, reflejada en ese maestro que mirando de reojo desde las alturas y en posición totalmente abierta y relajada invita a parar el camino, sentarse, respirar y olvidar el mundo exterior por unos minutos.

De cómo llegué allí tal vez tiene que ver con que queda a pocas cuadras de Khao San Road, el popular y alocado distrito de los viajeros, donde están la mayoría de hostales; y cerca del río.

El templo como tal es quizá es uno de los mas bonitos de la ciudad. Y como les digo de los mas tranquilos. Recuerdo que ese día solo había otra pareja de turistas tan asombrados como yo recorriendo los salones en silencio. La prueba está en las fotos. Cuando uno está en Tailandia termina por acostumbrarse a siempre estar rodeado de gente con cámaras, que hace bulla y te atropella sin darse cuenta. Acá tampoco había guías intentando venderte tours, ni seduciéndote para que te embarcaras en su tuc tuc.

La edificación sobresale por su estructura de varios niveles, que alcanza los 36 metros de altura; y las 37 varas de metal de su fachada que apuntan al cielo, y representan las virtudes que hay que cultivar para conseguir la iluminación. Su majestuosidad hizo que en 2005 fuera postulado para ser parte de la lista de los futuros lugares reconocidos por la Unesco como patrimonio de la humanidad. Wat Rajanadda traduce “templo de la sobrina real”, y fue construido por orden del rey Nangklao (Rama III).


Encontrarás este artículo de viajes y otros en:

Asia, Tailandia, Bangkok, Ciudad

Comentarios