En busca de los cerezos en flor

30-04-2017

 
En busca de los cerezos en flor
 

Lo que parecía el principal objetivo del viaje (ver los cerezos en flor del valle del Jerte), acabó convirtiéndose en una parada más, en ese impresionante recorrido por tierras extremeñas y otras poblaciones cercanas. 

Lo primero, decir que me sorprendió el hecho de haber imaginado una tierra árida, con poca vegetación, y en cambio, encontrarme con grandes prados, árboles y "verde" por doquier. Vamos a ver qué pueblos y ciudades visitamos.

Guadalajara

Siguiendo la tradición de no hacer muchos km seguidos, decidimos hacer la primera parada a medio camino. Muchas veces habíamos pasado cerca de la ciudad, ya que se encuentra al lado de la A-2, pero nunca habíamos entrado. Se trata de un lugar con pocas cosas para ver. Con un paseo de ida y vuelta por la calle Mayor, está todo visto.

La Alberca

Pueblo de Salamanca con mucho encanto. Es de esos lugares que parece hecho para el turismo (restaurantes, tiendas de souvenirs, de embutidos...). El aparcamiento no es fácil, aunque hay parking público gratuito. Aprovechad, ya que es uno de esos pocos lugares en que todos tus sentidos pueden disfrutar.

La plaza Mayor es el lugar ideal para poder degustar la excelente gastronomía salmantina.

La Alberca fue uno de los dos sitios que escogí para el running durante las vacaciones. Un poco antes de las 8 h de la mañana, ya estaba corriendo por la carretera que une el pueblo con Mogarraz que, a pesar de no tener apenas arcén, casi no tiene circulación a esas horas. A nivel paisajístico es espectacular, pero hay que ir con cuidado. En los 9 km que recorrí, encontré dos jabalís y oí algún que otro ruido que me hizo suponer que alguno más campaba a sus anchas por allí.

Ciudad Rodrigo

Como en la mayoría de sitios visitados en este viaje, no se trata de encontrar una iglesia impresionante, un museo fabuloso o unas esculturas increíbles. Se trata de caminar por el casco histórico y disfrutar del paseo. En este caso, recomiendo subir a la muralla, para tener unas excelentes vistas de los alrededores. Muy bonita es su plaza mayor. También es un lugar ideal para comprar productos típicos, como el hornazo (masa hecha con aceite, leche, vino blanco, sal, harina, huevo, levadura, agua y relleno de chorizo, lomo, jamón, ...).


Comentarios