Escapada rural a Alcalá del Júcar

15-01-2017

 
Escapada rural a Alcalá del Júcar

Los telediarios no paran de alertar a la población sobre la ola de frío que se avecina sobre la península en las próximas fechas, sin embargo, ¿Quien dice que el frío no pueda tener su encanto?

Y es que, ¿puede haber algo más tentador que una escapada rural a uno de los pueblos más bonitos de La Mancha? Olvídate del concepto de "escapadita veraniega" y aprovecha este invierno para pasar unos días inolvidables en las casas rurales Alcalá del Júcar.

Este pintoresco pueblo albaceteño fue declarado Conjunto Histórico-Artístico por Real Decreto en 1982 y se encuentra enclavado en una zona perfecta para todos los amantes del turismo rural, donde poder disfrutar de multitud de actividades en su incomparable entorno natural o, simplemente, callejear por sus estrechas callejuelas.

Entre los puntos de interés de Alcalá del Júcar destacan algunas cuevas muy interesantes como la de Garadén, las del Diablo o las de Masago, además de su puente romano, su peculiar plaza de toros y, por supuesto, su castillo e iglesia.

Como bien se puede deducir de su nombre, el río Júcar juega un papel importante en esta bonita localidad manchega y su sinuoso serpenteo condiciona la disposición de las viviendas, que se amontonan en las laderas confiriéndole ese aspecto tan característico y encantador.

Alcalá del Júcar tiene poco más de un millar de habitantes distribuidos entre sus 6 núcleos urbanos, el propio Alcalá, y las pedanías de Las Eras, Casas del Cerro, La Gila, Zulema y Tolosa (ninguna de las tres últimas alcanza el centenar de habitantes).


Encontrarás este artículo de viajes y otros en:

Europa, España, Castilla La Mancha, Albacete, Alcalá del Júcar, Naturaleza, Coche, Escapadas

Comentarios