Explorando el Atlas: de Marrakech a Ait Ben Haddou

16-10-2015

 
Explorando el Atlas: de Marrakech a Ait Ben Haddou
 

A las puertas del desierto del Sahara, la cordillera del Atlas se eleva recorriendo Marruecos, Argelia y Túnez. Carreteras de curvas, frondosos valles y poblados bereberes conforman el paisaje de estas montañas del norte de África.

A pesar de nuestra corta estancia de cuatro días en Marrakech, no queríamos perdernos ver algo más del resto del país. Descartando cualquier posibilidad de ir a Merzouga para ver el desierto, el valle del Draa y todo lo que queda más al sureste de la ciudad y que necesita de varios días, nos centramos en las opciones viables para un día.

Principalmente eran tres las ideas que teníamos en mente: visita de la ciudad costera de Essaouira, el valle de Ourika y sus cascadas o atravesar el Atlas para llegar hasta la ciudadela de Ait Ben Haddou. Finalmente nos quedamos con la última y no nos decepcionó en absoluto, a pesar de ser la más lejana. 

Alquilamos un coche a través de la agencia Trocadero Car por 50 euros. Al principio nos planteábamos la opción de ir con algún tour ida y vuelta en el mismo día, pero ya que nos íbamos a meter la kilometrada preferimos ir con calma y hacerla nosotros mismos. La empresa es muy recomendable: tiene coches en buen estado, una buena comunicación via mail y no dudan en ayudarte en todo lo que puedan. A las 7 de la mañana quedamos con nuestro contacto en la Plaza Jemaa el Fna donde nos esperaba con el coche en cuestión, un Fiat familiar. Para facilitarnos la tarea quedamos en este céntrico punto y nos condujo hasta una gasolinera en las afueras en dirección a Ouarzazate.


Encontrarás este artículo de viajes y otros en:

África, Marruecos, Marrakech, Montaña, Desierto, Aventura, Coche

Comentarios