Explorando el sur de Galicia

19-10-2017

 
Explorando el sur de Galicia
 

Al planificar el viaje, y ver todo lo que ofrece esta tierra, decidimos que nos centraríamos en la zona sur (interior y costa) y que ya dejaríamos el resto para otra ocasión. 

Como son muchos los km que separan Barcelona y Pontevedra, aprovechamos la oportunidad para visitar una bella ciudad que se encuentra a medio camino, Palencia.

Palencia

Sólo disponíamos de una tarde para visitar la ciudad, pero con los planos que había consultado, me pareció suficiente. Las altas temperaturas no invitaban al paseo, pero es lo que tiene viajar en agosto. Palencia es una de esas ciudades que nos sorprendió gratamente. No se parece a las otras grandes ciudades castellanas. Si bien es verdad que también puedes encontrar diferentes edificios religiosos, estos son de una gran variedad arquitectónica. Está presente el gótico, el románico... hay iglesias, conventos, monasterios, una catedral... e incluso una de sus obras de arte estrella, el Cristo de Otero, una escultura de 30 metros que vigila en lo alto de una colina (se puede acceder en coche, pero casi no hay aparcamiento arriba).

Lo que más me gustó de la ciudad fue la calle Mayor, y sus calles colindantes. ya que es aquí donde se concentra una gran cantidad de edificios de gran belleza, y de diferentes estilos (destacando algunos modernistas). Citar a modo de ejemplo el Palacio de la Diputación provincial, el edificio de la oficina de turismo, la casa de Flora Germán y el Colegio de Villandrando.

Empecemos el recorrido por la tierra de las meigas:

Pontevedra

Aquí instalamos el "campamento base". Es una ciudad con un centro histórico bien cuidado y muy animado. Son muchos los peregrinos que se ven pasar por sus calles, entrar en sus iglesias, o disfrutar de la espectacular gastronomía gallega. Toda la zona monumental conviene visitarla de día y de noche, para apreciar el encanto de los edificios con sus fachadas iluminadas. Hay que ver la Basílica de Santa María y las ruinas de Santo Domingo. También visitar sus plazas, en especial la de la Ferrería.


Comentarios