Frankfurt

04-04-2016

Fer y Vero
 (4/5)
 
Frankfurt

Renacida tras los continuos bombardeos de la Segunda Guerra Mundial que redujeron a ruinas y cenizas el 80% de su territorio, Frankfurt se ha convertido en la capital europea de las finanzas. Esta región de contrastes situada a orillas del río Main, donde convive la cultura con los negocios y lo histórico con lo moderno, ha conseguido pasar página y superar las devastadoras consecuencias que sufrió en 1944.

La pequeña metrópoli de Frankfurt Am Main ha lavado su cara construyendo enormes rascacielos sobre las huellas de la guerra, dotándola de su área moderna, pero sin perder su zona más tradicional. Es en la plaza Römerberg donde se obtiene la imagen más típica, con sus edificios históricos  restaurados, iglesias, plazas y fachadas de entramados de madera propias de la arquitectura germánica.  Su ritmo sosegado se acelera progresivamente al acceder en la zona comercial, que preside la calle peatonal Zeil, o en el moderno enclave del sector financiero con sus altas construcciones de cristales y aluminio. Esta metrópoli financiera, que goza de una enorme prosperidad, ha sido apodada como Mainhattan o Chicago am Main por sus rascacielos y es que un simple cerrar y abrir de ojos desde la Main Tower o un paseo en barco por el río Main te permitirá comprobar la belleza de su espectacular skyline, símbolo del progreso de una ciudad reconstruida y que ofrece mucho más que sus famosas y deliciosas salchichas.


Encontrarás este artículo de viajes y otros en:

Europa, Alemania, Frankfurt, Ciudad, Semana santa

Comentarios