Freycinet y la costa este de Tasmania

07-11-2016

La Aventura del Dragón
 (4/5)
 
Freycinet y la costa este de Tasmania

El Parque Nacional Freycinet se encuentra en una península de la costa este de Tasmania, y es uno de los tres destinos más populares de la isla. Gran parte de esa culpa la tiene la famosa bahía Wineglass, que contiene la que está considerada como una de las mejores playas del mundo. No faltan, no obstante, playas de fina arena blanca en la costa este de Tasmania.

Después de subir hasta la cima del monte Wellington en Hobart, y del cambio de coche en el aeropuerto, seguí conduciendo hasta mi siguiente destino, El Parque Nacional de Freycinet. Paré en Orford para comer algo y comprar más provisiones para el viaje, y también en Swansea, la última ciudad antes de llegar al Parque, y otra de las más antiguas de Australia. La carretera transcurría paralela a la costa, porque lo que iba viendo la bahía Great Oyster desde el coche. Y cuando veía alguna playa o vista que me gustaba, simplemente paraba. Es la ventaja de viajar solo y con un coche, parar donde, cuando y cuanto quieres.

A final de Junio ya era invierno en Australia, al estar en el hemisferio sur, y la noche caía pronto, alrededor de las cinco de la tarde. Me había entretenido demasiado por el camino, y fui consciente que no me quedaría tarde suficiente para ver nada en Freycinet, por lo que al llegar a Swansea, pregunté en un par de hostales. Me sorprendieron los precios, caros incluso en una temporada tan baja. 

Decidí continuar hasta el final, hasta la entrada al Parque, donde se sitúa Coles Bay, una pequeña población llena de alojamientos. Mis sospechas se confirmaron al encontrar precios de entre 150 y 200 dólares la noche, en invierno. Tenía ya muy claro lo que haría, dormir en el coche. Di una vuelta por el pueblo para localizar posibles ubicaciones, tranquilas y relativamente oscuras, donde aparcar durante la noche. 

Cené entonces en el único restaurante abierto en la zona, Iluka Tavern, al lado de la gasolinera, con wifi gratuita. Por si acaso, pregunté a la camarera si había alguna zona de camping o donde, simplemente, se pudiera aparcar y dormir. Y me contestó que eso es ilegal en el país, como ya me advirtió Jeff, pero que mucha gente lo hacía, y los policías no pasaban mucho por allí. Eso me dejó algo intranquilo, pero tenía muy claro que no pagaría 150 dólares por dormir una noche.


Encontrarás este artículo de viajes y otros en:

Oceanía, Australia, Tasmania, Península de Freycinet, Océano Pacífico, Naturaleza, Aventura, Coche, Solo

Comentarios