Ginebra, un paseo por una de las capitales más sofisticadas de Europa

03-12-2018

 
Ginebra, un paseo por una de las capitales más sofisticadas de Europa
 

Se mire por donde se mire Ginebra es un paraíso. Esta ciudad suiza, que en la práctica está rodeada por Francia por casi todos los sitios, es el lugar elegido por el fronterizo río Ródano para desembocar en el gran lago Leman, también conocido como lago Ginebra. Junto a históricas cumbres alpinas, rebosa lujo y sofisticación y no carece de historia ni de atractivo e interés para cualquier turista. Esta mezcla única, que hace a Ginebra inconfundible, tiene un precio. No es Suiza un país barato y pese a que su segunda ciudad más importante ofrece mucho dónde elegir, mentiríamos si dijésemos que la oferta es para todos los bolsillos. Aún así esta es la puerta de entrada más habitual a este pequeño, pero delicioso país centroeuropeo lleno de pueblos únicos, praderas muy verdes y montañas espectaculares. Si, como tantos, nuestra primera parada en el camino es Ginebra, aprovechemos para conocer un poco mejor esta urbe rica e internacional. Si os estáis preguntando qué ver en Ginebra, os presentamos algunos de los lugares más interesantes.

Llegar a Ginebra es fácil, puede que incluso barato (ya se verá qué gastar cuando estemos allí). Más de una decena de ciudades españolas ofrecen conexión aérea directa, algunas de ellas con compañías low cost. Tampoco es un país lejano, así que como media en un par de horas podemos estar llegando al fronterizo aeropuerto ginebrino, que de hecho tiene una terminal situada en Francia. El aeropuerto está muy cerca de la ciudad, y no debéis preocuparos de cómo hacer ese tránsito. Están conectados a través de autobuses y trenes y además cuando recojáis vuestro equipaje y salgáis de la terminal encontraréis una máquina que dispensa billetes gratis en cualquier transporte público durante una hora, así que llegar a la ciudad os saldrá gratis y muy cómodo. Y sí, podéis llegar en tren y si no habéis consumido la hora, tomar también un tranvía o cualquier otro transporte, siempre que sea público (punto para los suizos).

¿QUÉ VER EN GINEBRA? 

-          JET D’EAU

Sí, suena muy bien en francés, aunque significa “Chorro de agua” (ahora no es tan glamuroso, ¿verdad?). Más allá de nombres, el Jet D’eau es un emblema suizo, una especie de faro en una ciudad de edificios no muy altos visible desde cualquier parte. Es el resultado de lanzar 500 litros de agua por segundo a una altura de 140 metros. Una idea simple, pero muy efectiva, convertida en imán para los turistas. A cualquier hora del día sirve como punto de referencia.


Encontrarás este artículo de viajes y otros en:

Suiza, Ginebra, Ciudad, Avión, Europa

Comentarios