Guadalajara, la cuna del mariachi

22-01-2017

 
Guadalajara, la cuna del mariachi
 

No me imaginaba que viajar en México fuera tan cómodo...y tan caro a la vez. Fuimos a la terminal de autobuses de Puerto Vallarta la cual se encuentra un poco alejada del centro histórico, cerca del aeropuerto. Allí nos comunicaron el precio del bus y nos quedamos boquiabiertos. Al entrar al autobús seguíamos con esa cara de incredulidad y afirmamos con la cabeza, viendo la calidad del autobús el precio concordaba, ahora lo entendíamos todo. El autobús nos llevaría hasta Guadalajara, tendríamos unos asientos reclinables (mucho), televisión táctil como en los aviones e incluso un sándwich y un refresco. Viajábamos como reyes las 6 horas que tardaba el viaje.

El autobús nos dejaba en la terminal de Guadalajara, a las afueras de esta y bastante alejado. Nos la tendríamos que ingeniar para llegar a nuestro hotel céntrico que reservamos online. Salimos hacia afuera y preguntamos por allí. Nos dijeron que ruta de minibús teníamos que tomar y allá fuimos.

Las primeras impresiones que nos dio esta ciudad fueron bastantes diferentes que las de Puerto Vallarta. Estamos hablando que de sopetón nos metimos en la segunda ciudad más grande de México y eso no se podía pasar por alto, llegábamos a la realidad del país. Más desorden, más locura, más de lo que me esperaba de América Latina, ¡bien!

El hotel económico que encontramos digamos que era lo suficientemente decente, lo básicamente limpio y una cama medio en condiciones. Su nombre es Hotel San Juan, es económico y no se encuentra lejos del centro. Además, muy cerca hay un gran Walmart que más tarde descubriríamos que tenía precios increíblemente baratos, sobre todo su gran variedad de frutas cortadas, dulces y panes. 

La tarde no dio para mucho más, llevábamos muchas hora de transporte para llegar al hotel y la luz del día se iba escondiendo por el horizonte. El barrio donde nos encontrábamos no daba tampoco demasiada confianza como para andar por ahí en la oscuridad. Guadalajara no es la ciudad más segura de México, por así decirlo, aunque es algo que suele ocurrir en este continente cuando se está en una ciudad de tales dimensiones. Cenamos en uno de los lugares cerca de nuestro hostal e iríamos pronto a dormir.

Centro histórico de Guadalajara

A la mañana siguiente fuimos a comprar guarrerías para desayunar en el Walmart. Eran como las 8 de la mañana y todavía había algún bar con la música típica de bandas mexicanas a todo volumen y algunas parejas con ropa de fiesta con algunos tequilas de más por la calle.


Encontrarás este artículo de viajes y otros en:

América, México, Guadalajara (México), Ciudad, Autobús, Hotel, Mochilero

Comentarios