Hasta la Conchinchina - Fronteras y timos

31-03-2016

 
Hasta la Conchinchina - Fronteras y timos
 

Mucho que contar en esta parte accidentada del viaje, y como yo suelo enrollarme y no quiero aburriros demasiado, lo haré en dos partes. Aquí el aperitivo de lo que vais a leer, y vosotros decidís :

- La Conchinchina existe, y comprobamos lo lejos que puede llegar a estar.

- Cruzar una frontera en el sudeste asiático siempre pone nervioso y a veces de muy mala leche.

- Ser víctimas de timos y sentir la impotencia de no poder hacer nada.

- Llegar de noche a un nuevo país sin nada de dinero, ni siquiera para comprar un botellín de agua, y   al otro tener millones en tus manos!

- Sentirte el único turista y casi extraterrestre.

- Darte cuenta que cada cambio de país es un nuevo reto, y los comienzos en este no son nada fáciles.

- Comunicarte es complicado, benditas apps de Google! 

Y ahora si estáis convencidos, comenzamos...

Hasta la Conchinchina.

¿Y quién nos iba a decir que en nuestro viaje a Asia llegaríamos hasta la Conchinchina? ¿Pero eso existe? ¿Pero eso no está muy lejos?

 


Encontrarás este artículo de viajes y otros en:

Asia, Vietnam, Camboya, Conchinchina, Barco

Comentarios