Horezu: un monasterio y una tradición alfarera Patrimonio de la Humanidad

22-04-2020

 
Horezu: un monasterio y una tradición alfarera Patrimonio de la Humanidad
 

De los muchos pueblos y ciudades de Rumanía que merecen una visita detenida, creo que Horezu no ocupa un lugar prioritario. Pero una mañana o una tarde por este pueblo pueden ser un grato descubrimiento. En primer lugar, porque su monasterio es un pequeño (¿o debería decir inmenso?) paraíso rodeado de naturaleza, y en segundo, porque Horezu es literalmente el taller de donde sale buena parte de la cerámica de Rumanía. Y ambas cosas están declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Tradición alfarera en Horezu

Horezu es un lugar de paso. Como pueblo no es vistoso a ojos del turista. En realidad, es un punto de encuentro para la gente que vive en los alrededores, esparcida entre parcelas y casitas en el campo. Por eso Horezu tiene un instituto de secundaria grande y un hospital con capacidad para todas las personas de la provincia. En su calle principal se concentran un buen puñado de supermercados. Y junto a la carretera unos cuantos hoteles para quienes están de paso.

Pero uno de los reclamos más interesantes de Horezu se descubre nada más llegar. Hileras de puestecitos vendiendo cerámica a cada lado de la carretera de acceso al pueblo. La cerámica tradicional de esta zona se caracteriza por sus tonos azules, verdes, marrones, rojos, y por sus diseños geométricos. También por llevar pintado el gallo de Horezu, símbolo de buena suerte. Préstale atención porque aparte de característica de la región, la cerámica de Horezu es Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

Por supuesto, para los propios rumanos esta cerámica no necesita presentación. De hecho, es muy probable que la encuentres en los restaurantes de Bucharest ya que se ha convertido en una de las manufacturas identitarias del país. Principalmente se fabrican platos, cuencos, ollas, vasos y otros recipientes u objetos para servir la comida. Si buscas algo más vistoso que funcional, por ejemplo, para un recuerdo o para hacer un regalo también tienes toda la cerámica que quieras: adornos para la pared, estatuillas de cerámica… Por supuesto no solo vas a encontrar cerámica. Entre los puestos a pie de carretera también encontrarás las típicas camisas blancas con cuello bordado, alfombras, cestos de mimbre y otras artesanías.

 


Encontrarás este artículo de viajes y otros en:

Rumanía, distrito de Vâlcea, Horezu, Ciudad, Escapadas, Europa

Comentarios