Isla de Holbox, nuestros primeros pasos por el Caribe

25-08-2017

 
Isla de Holbox, nuestros primeros pasos por el Caribe
 

¡El Caribe! No os imagináis las ganas que teníamos de pegarnos nuestro primer baño en  esas aguas turquesas caribeñas, uno de los grandes objetivos de este largo viaje sin duda. Tras una interesante ruta recorriendo los puntos de interés del interior de México, llegó el momento de disfrutar unos días del mar. Nos contaron que la Isla de Holbox -Hoyo negro en el idioma maya- es una isla muy diferente del resto de la costa mexicana caribeña. Es más estilo mochilero y sin esa locura de los resort de 5 estrellas. 

Disponíamos de unos 4 o 5 días para comprobarlo y tomárnoslo a ritmo caribeño. Una isla donde andar con cualquier tipo de calzado es de guiris, donde aún no existe el asfalto por sus calles, un lugar donde se pueden ver tiburones ballena cuando es temporada, dónde en lugar de coches hay carritos de golf y donde la música oficial es el reagge. ¿Con esta carta de presentación quién se puede resistir?

Como llegamos la Isla de Holbox

Llegamos desde Valladolid en un bus de segunda clase, no es ADO y tarda más pero es bastante más barato y no teníamos prisas (54 pesos MX por persona). 

Bueno, estas últimas palabras nos las tuvimos que comer con papas.

Cuando llegamos al cruce de la carretera que va a Cancún con la que va a Chiquilá (desde donde se toma el ferry hacia la isla) nos enteramos de que ya no había más autobuses ese día, llegamos tarde sin saber que íbamos tarde. 


Comentarios