Isla Necker

11-07-2016

 
Isla Necker
 

La fama de la minúscula Isla Necker, situada en las islas Vírgenes Británicas, en el Caribe, es totalmente desproporcionada a su tamaño.

Sus 20 hectáreas estaban hasta hace unos años habitada sólo por una variedad de cactus y unos espinosos arbustos cuyo fruto se conoce en Inglés como Nickerberry, del que la isla toma su nombre.

Hace tiempo que famosos de Hollywood la sobrevuelan en helicóptero desde Saint Thomas, siendo gratis el trayecto para cualquiera que se hospede 5 noches o más; también se puede llegar volando desde Saint Thomas a Tórtola y desde allí a Necker en barco.

Dicen que lo que impresionó al jóven magnate británico Richard Branson cuando compró esta árida isla hace varios años fue su excelente vista del mar cristalino, los intactos arrecifes de coral que la rodean, el sol, el cielo, la luna reflejándose en el océano, las estrellas y su intimidad.

Branson trajo a la isla toda clase de bienestar material, una desalinizadora de agua, plantas, flores exóticas; como también le encanta Indonesia se construyó su casa de estilo Balinés en lo alto de la colina del “Diablo”, mas dos casa adicionales en forma de templo con piscina, jacuzzi y cascada de agua para alquiler privado, reuniones de negocios y conferencias; se puede pagar para disponer de la isla entera con sus hermosas playas.


Encontrarás este artículo de viajes y otros en:

América, Islas Vírgenes Británicas, Isla Virgen Gorda, Isla Necker, Avión, Barco, Lujo

Comentarios

 
{% endblock }