La montaña del arco iris o el Cerro colorado, cerca de Cuzco

05-04-2017

 
La montaña del arco iris o el Cerro colorado, cerca de Cuzco
 

Descubrimos la montaña del arco iris o Vinicunca por casualidad buscando información de nuestro viaje a Perú. Las fotos de esta montaña para nosotros desconocida nos cautivó con sus intensos colores. Al organizar nuestro recorrido dejamos un día extra en Cuzco por si era posible visitar este lugar tan atrayente. Al llegar a la espectacular ciudad de Cuzco o Cusco, nos asaltaron cientos de fotos de la montaña del arco iris en las agencias de viaje. Lo que creíamos un lugar desconocido y poco visitado se había convertido en un hervidero de turistas.

Aun así, y animados por la belleza de las fotos, entramos en una agencia cercana a nuestro hotel: Kana Travel (Outdoor Perú Ausangate). La casualidad quiso que entrásemos en la agencia que empezó hace unos pocos años a realizar excursiones a la montaña, o al menos eso fue lo que nos contaron. 

Al pedir información sobre el treking a la montaña del arco iris nos explicaron que el lugar estaba masificado, que hace unos años no iba nadie por allí, pero que actualmente todas las agencias de la ciudad llevan a los turistas hasta el cerro, con lo que la visita ha perdido parte de su encanto. Por este motivo, ellos habían ampliado su oferta llevando a los turistas a un lugar igual de hermoso pero mucho menos concurrido: Palccoyo Checacupe o cerro de colores. Nos aseguraron que en ese lugar estaríamos solos, y no lo dudamos ni un momento al elegir.

Os contamos aquí las dos opciones para que decidáis cual es la que mejor se adapta a vuestros gustos.

Montaña Arcoiris o Vinicunca

El viaje hasta la montaña es muy largo. La furgoneta recoge a los viajeros en los hoteles del centro de Cuzco a las 3 de la mañana. Desde allí hay unas 3,5 horas de carretera. Después de desayunar se inicia la marcha hacia la montaña, cerca de 3-4 horas, un tercio de ellos de subida. En la fotografiada montaña se permanece menos de 1 hora, ya que hay que regresar de nuevo andando hasta el coche otras 3 horas, más las 3,5 horas de coche hasta Cuzco. La caminata en sí misma no tiene mayor interés paisajístico, ya que hasta el final del recorrido no se ve la montaña Arcoiris Vinicunca. Este detalle nos lo corroboraron en varias agencias en las que preguntamos. En todas ellas la permanencia en la montaña era entre 30 y 60 minutos máximo.

 


Encontrarás este artículo de viajes y otros en:

América, Perú, Cuzco, Quispicanchis, Vinicunca, Montaña, Naturaleza, furgoneta

Comentarios