La Sainte-Chapelle de París

01-03-2016

 
La Sainte-Chapelle de París
 

La Sainte-Chapelle de París: la joya del arte gótico.

Es una visita imprescindible en la Isla de la Ciudad y una de las iglesias más singulares del mundo

Es una joya del arte gótico flamígero y tiene las mejores vidrieras de Europa. Fue construida en el siglo XIII para guardar las reliquias de Cristo adquiridas por San Luis, rey de Francia, al último emperador latino de Constantinopla. Se podría decir que es, por lo tanto, un relicario gigante.

El edificio tiene dos plantas, son dos capillas superpuestas:

La planta baja construida con el único fin de sostener la planta alta y para poder elevar ésta última. Fue dedicada a la Virgen María y estaba pensada para la gente común. En el ábside de la izquierda, el fresco de La Anunciación es el mural más antiguo de la ciudad.

La planta alta estaba destinada a los reyes y era el lugar en el que se guardaban las reliquias. Fue la capilla real y de hecho, la Sainte-Chapelle de Paris estaba construida dentro del Palacio Real y se la conoce también como la Capilla Real de la Isla de la Cité. Inicialmente, solo se podía acceder a esta planta por las galerías del Palacio ya que no se había construido ninguna escalera.


Encontrarás este artículo de viajes y otros en:

Europa, Francia, París, Ciudad, Semana santa

Comentarios

 
{% endblock }