La tranquilidad me llegó en Hampi

23-05-2017

 
La tranquilidad me llegó en Hampi
 

Con este, ya van 3 los viajes que llevo a India. Con ello, no quiero decir que fuera una experta, pero al menos sí que ya sabía lo que me iba a encontrar. India siempre ha sido un toma y daca, pero cuando vienes de vacaciones es diferente a cuando te enfrentas a un gran viaje. 

Por eso, no sé si con error o con acierto, empezar este largo viaje por aquí, ha sido cuanto menos duro. Hampi, me ayudó a encontrarme al 100% y también me ayudó a empezar a disfrutar del camino, ese camino que ya había elegido hace un tiempo. 

¿Cómo llegar a Hampi?

Para llegar a este pequeño pueblo y a no ser que vengas en sleeper bus de forma directa, deberás pasar antes por Hospet, donde esta la estación de tren. Una vez allí es muy sencillo, sólo hay que llegar a la estación de bus, que está a 1 km andando de la estación de trenes en línea recta y de allí, coger un autobús que te llevará directito a Hampi.

¿Donde domir en Hampi?

Definitivamente, seguimos unos buenos consejos de amigos viajeros que nos encontramos en el camino y pasamos al otro lado del río. Además, al ser época seca, el río se podía pasar directamente con la mochila acuestas y en un minutos ya estábamos en el otro lado. Tras un poquito de búsqueda acabamos en el 'Sunny Guest House' pero si hubiera buscado algo más, por el mismo precio, 300 INR noche, habría elegido el Hema Guest House. Ambos hoteles son cabañas con baño incorporado pero los propietarios del Hema me parecieron muchos más agradables y teniendo en cuenta que el fin de semana se llenó de autóctonas, por algo sería, no?

En Hampi puedes hacer miles de cosas. Os dejamos un listado de las que nosotros hicimos allí:

1. Relajarte desde alguno de los 'sunset points' que hay. Para llegar a ellos sólo deberás subir a algunas de las colinas de piedra y disfrutar de la panorámica y del momento. En uno de ellos fue donde conocimos a dos chicas francesas con las que pasamos una tarde muy agradable

.¿Qué hacer en Hampi?

Hampi lo tiene todo. Es un pueblo pequeño bañado por las aguas de un río. Sus habitantes, ya acostumbrados al turismo, son amables y aunque siempre es normal tener que soportar a alguien que se te hace pesado, no es la norma general.

Nosotros elegimos la otra parte del río para dormir, como ya os hemos explicado, y esta zona aún es mucho más tranquila. 

2. Alquilar una moto para conocer los alrededores. Por ejemplo, una de las excursiones típicas es ir a darse un baño en el al lago de Sanapura. Nosotros no nos metimos porque el lugar no estaba muy agradable que digamos. Es época seca y al estar tan bajo se puede ver todos los vidrios que algunos han ido tirando allí, entre otras cosas... Nos contaron que no hay cocodrilos, aunque veréis un cartel donde lo pone. Resulta que lo puso la policía para evitar que los jóvenes se tiraran al lago, pues ya había algún que otro accidente en la memoria.


Encontrarás este artículo de viajes y otros en:

Asia, India, Karnataka, Hampi, Naturaleza, Bicicleta, Mochilero

Comentarios