Las doradas dunas de Merzouga: el Erg Chebbi

06-10-2016

 
Las doradas dunas de Merzouga: el Erg Chebbi

Uno de los lugares más impresionantes que visitado a lo largo de mi vida ha sido, sin duda, Merzouga. La puerta de entrada a las dunas del Erg Chebbi. Uno de los lugares con más magia y más intensos (emocionalmente) de cuantos he tenido la suerte de conocer.

Esa clase de lugares que te mantienen sin aliento durante toda tu estancia. De esos lugares donde sorprenderte a cada instante y donde disfrutar de las cosas sencillas. Que allí se vuelven extraordinarias.

Cómo llegar

Aunque se trata de uno de los lugares más increíbles de Marruecos las comunicaciones no destacan por su facilidad. Nada de transporte público hacia las dunas del Erg Chebbi.

Por ello hay tres opciones para llegar hasta el desierto:

Alquilando un coche y conduciendo hasta allí. Las carreteras para llegar no son muy buenas y los carteles indicativos brillan por su ausencia. Sin duda un 4×4 es necesario si no quieres dejarte los bajos por el camino y buen mapa y GPS tampoco te van a sobrar. Si llegas por tu cuenta a Merzouga una vez allí te será fácil encontrar alojamiento y servicios turísticos llevados por locales.

Otra opción es alquilar un coche y contratar un chófer.

Contratar un servicio de transporte y alojamiento. Si te decides por esta opción lo mejor es que lo hagas con un bereber (los habitantes del desierto) directamente. Abajo, en el punto sobre Turismo Justo en Merzouga, te recomiendo cómo hacerlo.

Merzouga y el desierto del Erg Chebbi

Merzouga es un pueblo en el Desierto del Sahara. Un pueblo no muy grande, construido en su mayoría a base de adobes, donde toda la variedad de ocres está representada en el paisaje.


Encontrarás este artículo de viajes y otros en:

África, Marruecos, Desierto del Sáhara, Coche, Naturaleza, Aventura, Escapadas

Comentarios