Las fantásticas grutas de Postojna, donde vivían crías de dragón

03-03-2016

 
Las fantásticas grutas de Postojna, donde vivían crías de dragón
 

Hemos ido viendo en este blog algunas de las cuevas más espectaculares del mundo, pero aún quedan muchas por reseñar. y entre ellas hay que nombrar las de Postojna, en la ciudad homónima de Eslovenia.

Consisten en una red de galerías, impresionantes cavidades y túneles, originados por erosión cárstica de la roca caliza, que llegan a alcanzar una extensión de 21 kilómetros de longitud, lo que la convierte en la mayor gruta de Europa de de este tipo.

Fueron descubiertas en 1818 por Luka Cec y se calcula que 185 millones de personas las han visitado desde su apertura hace casi dos siglos. Y es que la región entera es como un queso de Gruyére; de hecho se llama Karst, de donde viene el término "cárstico".

Hay que decir que no se trata de una visita normal, dado que entre 1872 y 1884 se instaló un tendido férreo que permite hacer los primeros 10 minutos de recorrido a bordo de un pequeño tren eléctrico descubierto, aunque luego hay que apearse y seguir a pie por algunas de las 7.500 cavernas que hay -tranquilos, muchas están cerradas-.


Encontrarás este artículo de viajes y otros en:

Europa, Eslovenia, Postonia, Naturaleza

Comentarios