LAS PLAYAS DE LA ISLA DE OKINAWA CON BEBÉ

15-01-2017

 
LAS PLAYAS DE LA ISLA DE OKINAWA CON BEBÉ
 

Para acabar nuestro viaje por tierras japonesas buscamos un lugar de relax con playa y así pasar unos días alejados del gran bullicio de la ciudad y poder disfrutar en familia de la playa, el sol, atardeceres increíbles y buena comida. Por eso elegimos la isla de Okinawa ya que era una de las islas más accesibles pero también es la más turística aunque no se encuentra para nada masificada. Hay otras islas como Ishigaki o Miyako-jima más paradisíacas pero se necesita ir primero a Okinawa y coger otro avión para ir a esas islas, así que nos pareció que perderíamos más tiempo y tampoco queríamos marear mucho más a la peque.

Llegamos al aeropuerto de Naha a las 18.30 horas tras 3 horas de vuelo desde Tokio. Para la primera noche decidimos alojarnos en la ciudad de Naha en el hotel Nest, ya que desde el aeropuerto se llega muy rápido a la ciudad con el monorail, mientras que si íbamos directamente al resort lo más seguro que ya no llegáramos a coger los buses y nos tocara pagar mucho por un taxi, además de esta forma ahorrábamos cogiendo un hotel económico ya que no íbamos a aprovechar el resort llegando de noche.

El Hotel Nest se encuentra muy cerca de la parada del monorail de Asahibasi y de la estación de autobuses, una situación perfecta para al día siguiente coger el bus que va a los resorts de la isla. Es un hotel cómodo y asequible (ronda los 60€), disponen de cunas y se encuentra muy bien situado para conocer la ciudad y moverte.

La estación de autobuses se encuentra en obras y los tickets se cogen en una pequeña oficina y los buses se cogen todos en la carretera. Aprovechamos y en la oficina cogimos un pase de un día de bus para ver la isla por 2000Y (16€) cada uno, estos pases sólo se pueden usar los fines de semana. El ticket del autobús hasta el Hotel Monterey en Onna nos costó 1600Y (13€) con salida sobre las 12 pm y tardaba 1 hora en llegar ya que circulaba por autopista y era directo.

El transporte en la isla es caro y muy lento, tiene una autopista central que cruza la isla pero los buses públicos circulan por carreteras secundarias. No los recomendamos y menos sin un pase de un día ya que al subir coges un ticket y por cada parada que hace va subiendo el precio, así que a no ser que vayas muy cerca, al pagar puede que te lleves un gran susto. Más abajo contaremos nuestra experiencia viajando en bus.

El Hotel Monterey

Hicimos una buena elección con este hotel, las habitaciones eran enormes y con muy buenas vistas al mar, bien merecía pagar los 250€ por noche y gracias a que cogimos una buena oferta porque suele estar mucho más caro.


Encontrarás este artículo de viajes y otros en:

Asia, Japón, Islas Ryukyu, Isla de Okinawa, Naha, Ciudad, Naturaleza, Hotel, Autobús, Con bebés, Luna de Miel

Comentarios