Little Italy, el barrio italiano dentro de Nueva York

19-05-2018

 
Little Italy, el barrio italiano dentro de Nueva York
 

Little Italy, conocida como La Pequeña Italia de Manhattan, sigue siendo igual de encantadora que hace unos años, pero con el tiempo se ha visto absorbida por otros barrios adyacentes, sobre todo Chinatown, y por la creación de nuevas zonas, como su propia parte norte, que ha pasado a ser ahora un barrio oficial conocido como NoLIta (una abreviación de “North of Little Italy). Bill Tonelli, de la revista New York, comenta que: “Antiguamente, Little Italy era como una réplica de un pueblo napolitano insular recreado en las costas de Manhattan, con su propia lengua, costumbres y sus propias instituciones financieras y culturales”. 

En 1910 vivían en Little Italy unos 10.000 italianos. El máximo número de italianos de esta comunidad. Sin embargo, muchos de los italo-americanos que se habían establecido en las calles Elizabeth, Mott y Mulberry se fueron marchando a mediados del siglo pasado para vivir en otros barrios como: Brooklyn, Staten Island, Long Island y Nueva Jersey. Y como es natural, se mezclaron con el resto de la población. 

Los atentados y la destrucción de las Torres Gemelas el 11 de Septiembre del 2001, también afectaron negativamente a los negocios del distrito financiero de Manhattan y barrios colindantes, entre ellos, Little Italy. 

Qué hacer en Little Italy: Mulberry y Museo Italo-Americano

El barrio en sí mismo es muy fácil de recorrer en un par de horas y es tan único como se ve en las películas. Hoy en día, la única zona que aún se puede reconocer como “La Pequeña Italia” es la sección de la calle Mulberry entre Broome y Canal. Ésta es la zona que en su día fuese la cuna de la mafia italiana en Nueva York, y que se encuentra actualmente llena de restaurantes italianos frecuentados, sobre todo, por turistas.

En estas mismas calles, se filmaron los tres capítulos de la novela El Padrino. En Mulberry Street y alguna de las calles de alrededor, se puede disfrutar de un paseo lleno de colores y olores. Y es que toda esta zona está abarrotada de restaurantes italianos que tratan de lucir sus encantos lo mejor posible.  Aunque es una zona muy preparada para los turistas europeos, Little Italy lucha hoy en día por no dejar de darle vida al barrio. La idea es mantener viva la llama de la tradición a su manera.


Encontrarás este artículo de viajes y otros en:

América, Estados Unidos, Nueva York, Ciudad

Comentarios