Llegada a la capital más electrizante de América Latina: Buenos Aires

13-11-2016

 
Llegada a la capital más electrizante de América Latina: Buenos Aires
 

Son las 4 de la mañana en el aeropuerto de Ezeiza, Buenos Aires. Acabo de llegar al continente después de 13 horas de vuelo desde Barcelona. Es extraño para mi sentir ese calor un 20 de febrero, he cambiado de hemisferio, aquí las estaciones del año van al revés de lo que estoy acostumbrada. Dejo el frío invierno de Barcelona para entrar en pleno verano de Buenos Aires…me gusta esta sensación, ¡es totalmente nueva para mí..!

Quiero conocer este hermoso país y su gente dejándome llevar por mis sensaciones, sólo llevo una hoja con una ruta trazada y muchas ganas de conocer, nada más. Dejar espacio a la improvisación, dejar fluir los acontecimientos que se den.

Buenos Aires es una ciudad increíble, sólo de verla desde el avión por primera vez toda iluminada de noche, ya me doy cuenta que no sólo es una ciudad sin más y, las ganas de poner un pie por primera vez en ella, aumentan.

Después de llegar a mi hostel, me noto cansada, pero… ¿dormir?, ¿quién se iría a dormir sabiendo que hay una ciudad hermosa allí fuera esperando a ser visitada por mí? No me puedo aguantar, siento que tengo que explorar dónde estoy. Dejo mis cosas y salgo a la calle. El sol ya empieza a hacerse notar.

Me encuentro en el barrio de Recoleta, el más lujoso de los barrios bonaerenses. Miro los edificios, son de estilo Europeo y me veo envuelta de boutiques de firmas internacionales. Tengo la ligera sensación que parece que entré en una ciudad con una mezcla de Madrid y Barcelona a la vez. Es curioso para mí ver tantas similitudes de lo que conozco y a la vez tantas diferencias.

A pesar del calor en pleno verano, empiezo a recorrer las calles, me encanta perderme y asombrarme con lo que voy descubriendo a cada paso.

Cada barrio es distinto al anterior y tiene su propia vida, colores y gente.

En el microcentro, se encuentra la conocida calle Florida, es peatonal y está llena de tiendas, turistas, estresados ejecutivos y sospechosos cambistas.


Encontrarás este artículo de viajes y otros en:

América, Argentina, Buenos Aires, Ciudad, Avión, Solo

Comentarios