Los niños de Llullaillaco: tesoro andino en Salta

15-02-2015

 
Los niños de Llullaillaco: tesoro andino en Salta
 

La ciudad de Salta guarda uno de los tesoros patrimoniales más significativos de la historia andina. Son los “niños de Llullaillaco”, tres cuerpos congelados de jóvenes que pertenecieron a la nobleza inca y que fueron ofrendados a los dioses hace más de 500 años. Los hallaron en 1999 en la cumbre del volcán Llullaillaco, que se ubica en la Cordillera de los Andes y que fue uno de los escenarios elegidos por la cultura inca para desarrollar ceremonias rituales. Hoy su historia se puede conocer en el Museo de Arqueología de Alta Montaña (MAAM), que se encuentra en la capital de la provincia. 

El descubrimiento de una joven de 15 años, conocida como “La doncella”, de un niño de apenas siete años, y de una pequeña de seis, que es llamada “La niña del rayo”, porque sufrió una descarga eléctrica que dañó parte de su rostro, posibilitó la visibilización de comunidades originarias y sirvió para educar sobre un tema olvidado en la sociedad actual. Como explicó Christian Vitry, arqueólogo e investigador del MAAM: “Existen en muchas partes del país cuerpos momificados exhibidos, pero debido al grado de disecación entran en otra categoría, como un objeto más de colección. En este caso, el grado de conservación y la posibilidad de verle la cara a un inca genera emociones fuertes en la comunidad”.


Encontrarás este artículo de viajes y otros en:

América, Argentina, Andes, Salta, Montaña

Comentarios