Los Seismiles, una ruta para volar con la imaginación

01-04-2017

 
Los Seismiles, una ruta para volar con la imaginación
 

La ruta 60 en Fiambalá, provincia de Catamarca, es nuestro nuevo hogar. Pasamos viviendas de barro a cada kilómetro y el ambiente fresco de montaña se hace sentir. Colores de puna adornan un paisaje de ensueño. La uva recién cosechada de la vid despunta con un aroma inigualable. Seguimos nuestro paso y el adobe se hace eco del cordón montañoso que espera nuestro cruce, pacífico y monumental. Es la Precordillera. Son los picos nevados que se alcanzan a ver a lo lejos, distantes, como custodiando nuestro trayecto. El Monte Blanco y el Jume, arbustos medicinales de la zona, son testigos, una vez mas, de nuestros kilómetros con una mochila al hombro. El sol se asoma entre los gigantes y empieza a deleitar nuestros ojos. Vamos camino al Paso San Francisco, conocido también como la ruta de los Seismiles, que está ubicado a 4000 metros de altura sobre el nivel del mar. Nos acompaña durante todo el camino el río Guachín, que termina por alimentar a todo Fiambalá. En esta oportunidad somos afortunados de no tener el viento sonda siguiéndonos en el camino. Sino la visión se dificultaría y nos perderíamos gran parte de esta belleza natural.

El clima empieza a cambiar. Se hace más frío cuanto más subimos, pero la satisfacción de saber que alcanzamos el punto mas alto de la zona nos eriza la piel y nos abre aún más los ojos para deleitarnos con tanta belleza. Las huellas del camino (que fue construido en 1998 por Vialidad Nacional) fueron marcadas por los Diaguitas, el pueblo originario que habitaba en este lugar mucho tiempo atrás. En esta ruta de volcanes, mientras se construía, se levantaron dos cuerpos momificados: el de una joven de aproximadamente 18 años y el de un hombre de similar edad. Hoy se los puede visitar en el Museo del Hombre, ubicado en el centro de Fiambalá.

 


Encontrarás este artículo de viajes y otros en:

América, Argentina, Catamarca, Tinogasta, Fiambalá, Andes, Paso San Francisco, Montaña, Naturaleza, Mochilero

Comentarios