Los últimos Jedis de Chiang Mai: un día en el Elephant Nature Park.

14-02-2018

Dviajenviaje
 (4/5)
 
Los últimos Jedis de Chiang Mai: un día en el Elephant Nature Park.
 

Tailandia es un país increíble con gente maravillosa pero en su territorio abundan los lugares en los que los elefantes, los animales más “queridos” del país, no son tratados tan bien como se debería.

En el norte, más que en ninguna otra parte, hay muchos “campamentos” y en ellos se organizan paseos en elefante, se les puede ver jugar al fútbol o pintar cuadros. Pero tras estas actividades tan “divertidas” se esconden prácticas de maltrato por parte sus “entrenadores” que comienzan cuando estos son muy pequeños y se les realiza una cruel tradición centenaria llamada phajaan (su traducción significa “romper el alma”), en la que los elefantes de entre 4 y 6 años son separados de sus madres, encadenados sin comida ni agua y golpeados durante siete días para terminar siendo domesticados.

Sin embargo no está todo perdido en esta guerra, ¡desde 1995 hay una nueva esperanza! En Chiang Mai, al norte del “país de la sonrisa”, unos “rebeldes” liderados por una mujer luchan contra el lado oscuro convirtiendo al Elephant Nature Park en un referente del turismo responsable y sostenible y, al mismo tiempo, es una estrella que ilumina el camino de las buenas prácticas en la protección de los elefantes.

¿Qué es el Elephant Nature Park?

Es un centro de rescate y rehabilitación en el que los elefantes rescatados de campamentos y circos viven rodeados de naturaleza y sin cadenas. En él no se les golpea o castiga si no hacen lo que sus dueños quieren para entretener a turistas como nosotros, sino que por el contrario sus cuidadores les tratan bien, sanan sus lesiones y no les obligan a hacer nada que no quieran.

Cada elefante que llega al parque tiene su propia historia y un nombre que sus cuidadores reemplazan por uno nuevo, con la intención de que estos comiencen una nueva vida y dejen atrás los malos tratos que recibieron. Dentro de la extensa área del parque se pueden mover en libertad y tienen un único cuidador que eligen los propios elefantes y con el que establecen una relación muy estrecha.


Encontrarás este artículo de viajes y otros en:

Asia, Tailandia, Chiang Mai, Naturaleza

Comentarios