Madeira para celebrar los 40!

12-11-2017

 
Madeira para celebrar los 40!
 

Habías planificado hace tiempo un viaje así, pero por unas cosas u otras nunca salía. Los primeros viajes comenzaron con ella, con tu mejor amiga, en un interrail improvisado en el 98, pero que ya se han convertido en recuerdos muy lejanos. Sin embargo, tenemos una baza a nuestro favor y es que  este es nuestro año! La nueva juventud de los 40, que la estamos poniendo de moda. Eso de cuarentones con carácter rancio no se lleva. Todo lo contrario. La mejor edad que se ha de celebrar como toca, a lo grande, y que confieso que ahora con mi estrenada maternidad casi que vi peligrar... pero que al final todo es compatible... bueno al menos este año sí ;-)

Destino elegido: Madeira

Tenía los ojos puestos en este país hacía tiempo, y aprovechando que a Sandra le gustaba la  idea, y que encima Guillermo ya lo conocía, pues no había más que ponerse a buscar vuelos. Encontrar una super mega oferta de vuelos para este destino es arduo complicado ya que no hay directos, y todos o casi todos tienen su transbordo en Lisboa. Generalmente un billete i/v puede estar entorno a los 300€, aunque como siempre todo depende de las fechas y la antelación con los que los compres.

Como curiosidad comentaros que el aeropuerto de Madeira estuvo considerado hasta hace bien poco como uno de los más peligrosos, aunque ahora ya lo han mejorado, y la verdad nuestro aterrizaje fue bastante mejor que el que hicimos Asturias - Lisboa en un mini avión de hélices que nos los puso a todos de corbata en el aterrizaje...

Madeira es una isla pequeña situada al sur de Portugal. Una de esas pocas islas que a pesar de tener su turismo, no está excesivamente explotada. Quizás sea un destino que se nos olvida poner entre nuestra lista de próximos viajes, algo que extraña, porque sin duda su paisaje desborda cualquier idea con la que uno pueda llegar a la isla. Sus montañas, desniveles, su vegetación, sus pueblos, su gastronomía... 3 días que nos dejaron con ganas de más. Madeira da mucho juego para hacer cosas diferentes cada día, y aunque la isla se recorre fácilmente, reconozco que un par de días más hubiera sido ideal. Son de esos sitios que cuanto más ves, más ganas tienes de conocer, y si te gustan las rutas y el senderismo te vas a volver loco! Ahora eso sí, no es un destino de playa, si vas con esa idea, no es el sitio ideal. Las playas, suelen ser de piedra o cantos rodados, pero si aún así tienes mono de un día entero de toalla y playa, siempre puedes irte a conocer su pequeña isla de Porto Santo, que se encuentra a un par de horas de ferry, y disfrutar de kilómetros y kilómetros de playa de arena dorada.


Comentarios