Mdina, visita a la ciudad del silencio en Malta

25-09-2016

Zona Viajero
 (4/5)
 
Mdina, visita a la ciudad del silencio en Malta

Antes de empezar a hablaros de Mdina os tengo que confesar que me encanta Malta. Hacía tiempo que no me llevaba una sorpresa tan grata con la visita a un país. Sus playas, sus contrastes, su diversidad, lo bien que está adaptado al turismo, su clima, su precio… ¡todo! No tengo nada que reprocharle a este país, todo lo contrario, ha sido uno de los destinos europeos que más nos ha gustado y con diferencia el primero en nuestra lista de destinos para volver a conocerlos con más calma y con mucho más tiempo. 

Desafortunadamente solo estuvimos un día en Malta. Visitamos este pequeño país como parte de la ruta que realizamos en el crucero por el Mediterráneo este verano. Concretamente fue nuestra última escala, y como suele pasar con las cosas buenas, lo mejor nos esperaba al final.

Lo primero que vimos al empezar a preparar el viaje a Malta es que ni de broma íbamos a tener tiempo para ver todo lo que queríamos. Uno de los motivos principales es que Malta es un archipiélago compuesto por tres islas: Malta, Gozo y Comino.  El transporte entre las tres islas no es difícil pero si lleva tiempo, y si has viajado alguna vez en un crucero ya sabrás que el tiempo es lo más valioso que hay. Las escalas en los sitios principales no suelen ser muy largas y hay que planificar bien lo que quieres ver para no quedarte a medias.

Nos llevó tiempo decidir qué visitar en Malta porque además del inconveniente de las tres islas, para más dificultad, todas ellas tenían algo que ver. No es el clásico archipiélago que tiene una isla turística y otras islas de poco interés en sus alrededores. En Malta está todo muy bien repartido por lo que si quieres verlo por completo vete preparando mínimo cuatro días para verlo todo con calma.


Encontrarás este artículo de viajes y otros en:

Europa, Malta, Mdina, Ciudad, Mar, Crucero, Verano

Comentarios