Nelson y el Parque Nacional Abel Tasman

11-02-2017

La Aventura del Dragón
 (4/5)
 
Nelson y el Parque Nacional Abel Tasman
 

Nelson se encuentra en el extremo norte de la isla sur de Nueva Zelanda, y es el centro geográfico del país. Está rodeada por montañas en tres de sus lados, y por la bahía Tasman por el otro. Es el campamento base ideal para visitar los cercanos Parques Nacionales Kahurangi, los Lagos Nelson y Abel Tasman. Este último posee un precioso paisaje y una de las rutas más populares y visitadas del país.

Había salido temprano del histórico pueblo minero de Lyell y conducido unos 150 kilómetros cuando paré en Richmond. Se trata de una pequeña población a solo 13 kilómetros de Nelson. Di un pequeño paseo por sus calles centrales mientras tomaba un café. Pero con ganas de conocer la principal ciudad del norte de la isla sur de Nueva Zelanda, no me entretuve mucho más 

Allí también está el desvío de la carretera número 6 hacia el oeste, hacia el Parque Nacional Abel Tasman. Y muy cerca el del aeropuerto de Nelson. Supongo que por eso el tráfico era mayor en esa zona. 

Nelson

Un rato después llegué a Nelson, conocida por sus numerosas galerías y talleres artísticos. Su centro histórico aún mantiene muchos edificios de arquitectura victoriana, donde toda la calle South Street fue declarada de valor histórico. Pero es la calle Trafalgar Street el verdadero eje principal de la ciudad.

El aparcamiento en esas calles centrales son de pago, pero no las que están algo más alejadas, hacia el río Maitai, en la zona de la universidad. Y tuve suerte, porque encontré un hueco en seguida, a menos de 10 minutos caminando de la calle Trafalgar. Visite la iglesia anglicana que domina esa zona, con una arquitectura interesante, distinta a otras. A pesar de ser temprano, tenía hambre, así que me senté en el pequeño parque que la rodea para comer algo tranquilamente.

Como buen seguidor de la saga El Señor de los Anillos, no pude dejar escapar la oportunidad de visitar el taller de Jens Hansen en la plaza Trafalgar, el diseñador del anillo (the ringmaker). Fue la dependienta la que me lo enseñó, o más bien las copias en diferentes tamaños que se utilizaron para rodar las películas.

Luego paseé por las calles centrales, llenas de comercios y cafeterías. Al final de la calle Trafalgar se encuentra el i-SITE, donde pedí información, no sólo sobre lo que visitar en Nelson, sino también sobre el Parque Nacional Abel Tasman, al que iría al siguiente día. Casi en frente está la biblioteca pública con su conexión wifi gratuita, donde pude recargar un poco la batería del móvil mientras escribía mensajes. 


Comentarios