Oasis de Montaña y Nefta

14-11-2017

 
Oasis de Montaña y Nefta
 

El segundo día de circuito iba a ser uno de los más completos del viaje. Tras pasar la noche en el hotel El Mouradi de Tozeur, con vistas al palmeral, íbamos a pasar una jornada en los conocidos como Oasis de Montaña montando en 4x4 por las dunas del Sáhara por la mañana y por la tarde nos acercaríamos hasta la localidad de Nefta para visitar su palmeral.

A continuación nos subimos al minibús para ir hasta los oasis de montaña de Tamerza, a 70 kms de Tozeur y ya casi en la frontera con Argelia. Se trata de un cañón por el que se precipita el agua formando unas cascadas de unos 7 metros y que ya era conocido por los romanos. En la parte superior se encuentra un antiguo pueblo abandonado en 1969 tras unas terribles inundaciones pero el lugar resulta mágico. Hay muy pocos visitantes y podemos hacer un recorrido completo por este vergel en pleno desierto. En este lugar se rodaron muchas escenas de la película "El paciente inglés".

Luego constatamos que, para grandes rodajes de películas, lo mejor es el poblado de Mos Espa. Aquí permanece en un estado bastante lamentable de abandono parte del decorado que se utilizó en el rodaje del Episodio I de Star Wars, La amenaza fantasma. Mi marido, que es muy fan de esta saga, disfrutó como un niño haciéndose fotos y posando en todos los lugares que reconocía. Todo es de cartón piedra, no os penséis, sin embargo, es una lástima que no saquen más partido turístico a este lugar. Compramos unas pulseras y collares a unos niños sin a penas regatear y nos marchamos.

Enseguida iba a comenzar el plato fuerte de la jornada cuando notamos que empieza a llover. Sí, increíble, debe de llover una o ninguna vez al año en el Sáhara y nos tocó a nosotros precisamente. Con miedo de que la actividad de las dunas en 4x4 se suspendiera preguntamos a nuestro guía y dice que no hay ningún problema pues los conductores son expertos y los coches están preparados para cualquier contingencia. Nos dividimos en dos grupos para realizar la actividad y empieza la acción. El conductor de nuestro 4x4 va a gran velocidad, derrapa, hace giros imposibles en la arena, pone el vehículo casi vertical y de lado mientras se ríe como un loco y sube el volumen de la radio con esa música árabe ininteligible. Puedo tocar la arena del suelo por la ventanilla. Empezamos a reírnos todos como locos pero, en realidad, para disfrazar el miedo que sentíamos. De verdad fue antológico, sobretodo  subir a lo alto de las dunas con una pendiente endiablada y dejar caer el coche a toda velocidad, en las fotos no se aprecia la pendiente.


Encontrarás este artículo de viajes y otros en:

África, Túnez, Desierto del Sáhara, Oasis de Tamerza, Nefta, Ciudad, Montaña, Naturaleza, Aventura, Coche

Comentarios